miércoles, 5 de febrero de 2014

SCONES DE MOSTAZA Y HIERBAS AROMÁTICAS

Los scones son deliciosos. No puedo decir más. Crujientes y aromáticos. Estos saladitos son ideales para aperitivo. También está la versión dulce pero a mi estos me encantan!


Ingredientes:

70 g mantequilla
40 g azúcar glas
25 g huevo ligeramente batido (el resto de huevo servirá para pintar los scones antes de meter en el horno)
50 g leche
1 cucharada grande de mostaza (He usado de la antigua)
200 g harina de repostería
1 cucharilla de levadura
1/4 cucharilla de sal
2 cucharadas de mezcla de hierbas secas (orégano, tomillo, romero, perejil, salvia, hierbas de Provenza, 1 cucharilla de polvo de boletus edulis, albahaca, pimienta roja dulce y un poquito de picante)
3 cucharadas de queso rallado o en polvo (yo he usado un queso manchego muy curado que tenía en la nevera y un poco de emmental) 


Cómo se hace?

Mezclar la mostaza con la leche y reservar.

Batir la mantequilla pomada con el azúcar y la sal.

Incorporar el huevo batido despacio, y mezclar bien después de cada adición.

Añadir la harina tamizada, la levadura, las hierbas, la pimienta roja, el queso, y con una cuchara de madera ir mezclando y añadiendo la leche con la mostaza al mismo tiempo, hasta que todo esté muy mezclado y unido.

No es necesario amasar con las manos pues esta masa no se tiene que trabajar mucho.

Poner la masa entre dos trozos de papel vegetal y estirar un poco con las manos o el rodillo hasta que tenga un grueso aproximado de un centímetro. Poner en la nevera durante una hora. 

Encender el horno a 170º. 


Sobre una mesa ligeramente enharinada, doblarla masa en tres, y con el rodillo aplastar suavemente hasta que la masa tenga unos 2,5 cm de grueso. Con un molde redondo, o de la forma que más os guste, cortar los scones, y ponerlos en una bandeja de horno un poco separados. 

Pintar con el resto de huevo batido y cocer al horno a 165-170 C durante 25 a 30 minutos aprox.