viernes, 28 de febrero de 2014

CROISSANTS FOURRÉS À LA CRÈME D'AMANDES

Hoy va de retos. 

Mi amiga Cristina, que sabe que los retos me encantan, me lió para participar en esta propuesta. 

El Oso con Botas nos propuso hacer unos Croissants aux amandes. La única premisa era esta. Cada cual podía escoger la receta que más le gustara y hacerlos como quisiera.

Yo escogí la receta de Journal des femmes y quedaron deliciosos. 

Os los recomiendo mucho. Si no vais a hacer los cruasans (que no son complicados pero estas dos días para hacerlos y cinco minutos para comerlos) no son difíciles y el resultado vale la pena. 

Pero aviso, son hiper calóricos y súper adictivos!!!! 


Ingredientes:

8 cruasanes del día anterior

Para el almíbar:
50 Cl. de agua
100 g de azúcar
2 cucharadas de ron

Para la crema de almendras:
125 g de almendras molidas
125 g de azúcar en polvo
125 g de mantequilla blanda
2 huevos
2 cucharadas de ron
1 cucharadita de café de extracto de vainilla
50 gr. de almendras laminadas
Azúcar en polvo  

(puedes ver otra versión de la Crema de almendras en la receta Galette des Rois que publiqué anteriormente)




Cómo se hace?

Precalentar el horno a 180 ° C.

Preparar un almíbar frío mezclando el agua, el azúcar y el ron.

Con un pincel pintar generosamente con el almíbar los cruasanes por dentro y por fuera e ir colocando encima de una bandeja de horno cubierta con papel de hornear.

En un cuenco mezclar la almendra con el azúcar. Añadir la mantequilla pomada (no fundida) y mezclar con una batidora eléctrica 2 minutos.

Añadir los huevos de uno en uno mezclando bien cada vez.

Añadir el ron y el extracto de vainilla y mezclar de nuevo.

Rellenar los cruasanes con la crema. Aproximadamente una cucharada grande.



Tapar el cruasan con la otra mitad y espolvorear por encima con las almendras laminadas.


Hornear unos 12 minutos hasta que esten un poco doraditos.


Sacar del horno y espolvorear generosamente con azúcar glas.


Se pueden comer calientes o fríos. Yo los hice por la noche y al día siguiente para desayunar estaban deliciosos y crujientes.


Una delicia ...