miércoles, 19 de febrero de 2014

MACARRONES CON SETAS O SETAS CON MACARRONES

Hace tiempo decidí llevarme fiambrera al trabajo. Es una opción buenísima para paliar los estragos que un comedor laboral puede llegar a provocar en el estómago. 

Otra de las ventajas de llevar táper es que es un sistema fantástico para reciclar sobras. Que sobra un poco de verdura de la cena? le añades un huevo duro, un poco de atún y una vinagreta y tienes una estupenda ensalada. Las cremas también son ideales, los estofados, carne rustida fría con un poco de arroz...


Casi cada semana suelo hacer una cazuela llena de verduras estofadas que me va fantástico guardar en la nevera y las uso para cenar cuando llego del gimnasio y no apetece para nada ponerse a cocinar. Y si no ha sobrado nada de la cena de los niños, también las uso para combinarlas en mi fiambrera. Un día con un poco de arroz, otro con pechuga de pavo a la plancha, y como es una comida que me encanta puedo repetir menú para comer y cenar y no me canso.

Pero de vez en cuando hay un día en el que cocino especialmente para la fiambrera. Encontré en el mercado unas preciosas setas cultivadas. Unos mini shiitake marrones y otras setas blancas (japanese white mushroms) y no me pude resistir a preparar un plato de pasta con ellos.


Ingredientes:
1 bandeja de mini shiitake 
1 bandeja de japanese white mushrooms
1 puerro
1 diente de ajo
500 g. de macarrones
queso mahón seco DOP
aceite y sal


Cómo se hace?

En una olla grande con agua y sal hervir los macarrones al dente. Escurrir, refrescar y reservar.

Limpiar y  cortar el puerro en juliana y sofreír en una satén con un poco de aceite.


Cuando empiece a dorarse añadir las setas lavadas y sofreír 5 minutos. Salar.


En la misma sartén mezclar las setas con los macarrones para juntar sabores y calentar el plato.


Servir con un poco de queso Mahón DOP recién rallado.