lunes, 20 de octubre de 2014

BOLITAS DE POLLO Y SÉSAMO

Hoy una receta fácil y rápida. Una manera distinta de preparar el pollo que os soluciona una cena y a los niños les encanta. 

Espero que os guste!




Ingredientes:
600 gr. de carne picada de pollo
2 cucharadas de salsa yakisoba
3 huevos
1 pizca de sal
Sésamo crudo
Pan rallado de maíz "Crunchy Crumbs" de la marca Esgir, sin gluten (lo podéis encontrar fácilmente en los supermercados)

Aceite


Cómo se hace?

En un cuenco poner la carne, la salsa, dos huevos, la sal y dos puñados de pan rallado. Amasar perfectamente.



Hacer bolitas no muy grandes, del tamaño de una nuez o menos.

Hacer una mezcla de 2:1 con sésamo y pan rallado.

Pasar las bolitas por huevo y rebozar con la mezcla de sésamo.


 


En un cazo poner aceite y freír las bolas. No dejar que el aceite suba mucho de temperatura porqué se quemarán por fuera y quedaran crudas por dentro.

Dejar escurrir encima de un papel absorbente.


miércoles, 15 de octubre de 2014

ENSALADA TOSCANA EN UN CUENCO CRUJIENTE



Hace muchos años, Lisa vivió un tiempo en Barcelona. Era amiga de mi hermana Maria y compartían piso.

Yo solía ir a su casa con mis dos hijos mayores que por aquél entonces eran muy pequeños. Mi hermana trabajaba en el cole dónde iban y a menudo se los llevaba a su casa al terminar las clases si yo tenía problemas para irles a buscar.

Lisa es economista y daba clases en una prestigiosa escuela de negocios de la ciudad. El día de Navidad, para que no se quedara sola, vino a comer a casa y la recuerdo hablando con mi padre de macro economía y flipando con la "jauría familiar". Entre herman@s, cuñad@s, prim@s y amig@s éramos un montón y todos a "la italiana", hablando a la vez, riendo y comiendo a dos carrillos sin perder comba de nada. (Lisa, tengo fotos de este día!).

Luego cuando volvió a USA me dejó unos tejanos que me iban enormes pero que me encantaban porqué tenían agujeros en lugares estratégicos y eran súper sexys ;-) Los llevé hasta que cayeron hechos jirones, jajaja

Facebook ha hecho que más de 20 años después nos reencontráramos. Hace poco hablando me contó que de joven había trabajado de cocinera en un restaurante y me habló de una ensalada que preparaba.

Esta es mi versión de la Ensalada Toscana que aún se sigue haciendo en el Wind's Cafe de Yellow Springs, Ohio y que había preparado Lisa tantas veces.

Espero que os guste!


Ingredientes:
4 Tomates
1 Pimiento rojo
Cebollas dulces - yo no le puse por la alergia :-( 
Hojas baby de espinacas
1 pan integral de 5 granos (sin corteza)
Aceitunas negras de Aragón
Bolitas de mozzarella de búfala
1/2 granada

Para la vinagreta:
Vinagre de Módena
Aceite de oliva virgen extra
6 hojas de menta fresca
1 cucharadita de mostaza
1 cucharadita de miel
Sal


Cómo se hace?

Encender el grill del horno.

Untar con un poco de aceite el interior de cuatro moldes refractarios. Cortar el pan de molde en rebanadas finas y quitar la corteza. Pasar un rodillo por encima para que sean aún más delgados. 


Colocar en las paredes de los recipientes ligeramente superpuestas y apretar con los dedos para pegarlas entre sí.


Hornear hasta que se doren unos 10-12 minutos a 200 º. 


Dejar enfriar bien y con mucho cuidado retirar los cuencos de pan. 


En un cuenco poner el aceite, el vinagre, un poco de sal y las hojas de menta picadas. Emulsionar con un tenedor y reservar.

Cortar el rabito de las hojas de espinacas.

Pelar los tomates, despepitarlos y cortarlos a dados.

Cortar la cebolla a rodajas finas.



Cortar los pimientos, sacar las semillas y las nervaduras blancas de su interior y cortar a daditos.

Poner un fondo de hojas de espinacas en cada uno de los cuencos de pan. 

Disponer los dados de tomate, de pimiento y la cebolla por encima.

Añadir unas bolitas de mozzarella, las aceitunas y los granos de la granada.

Aliñar con un poco de vinagreta.



 

 

lunes, 13 de octubre de 2014

BORSCHT – SOPA DE REMOLACHA ROJA AL ESTILO DE UCRANIA



Había oído hablar del Borscht, una sopa de remolacha típica del los países del este y centro de Europa.

Yo pensaba que era originaria de Polonia pero descubrí que parece ser que es de Ucrania y que es en este país donde es más consumida.

Contrariamente a lo que pueda parecer no es nada pesada a pesar de ser un plato contundente, pero quizás es más apropiado para los días fríos de invierno y no para un caluroso día de mediados de octubre. 


Qué está pasando con el tiempo? No me he puesto un jersey desde Agosto, en que pasamos tanto frío que incluso dormía con edredón. Y este otoño que parece primavera?

Pero bueno, para cuando llegue el frío os dejo esta estupenda sopa.

Espero que os guste ;-)




Ingredientes:
½ Kg. de salchichas de cerdo
3 remolachas medianas peladas y ralladas
3 zanahorias peladas y ralladas
3 patatas medianas, tipo kenebec, peladas y cortadas en dados
1 cucharada de aceite vegetal
1 mediana cebolla, picada
180 gr. de tomate triturado
300 ml. de agua
Un trozo de col lombarda rallado
225 gr. de tomate despepitado y cortado a dados
3 dientes de ajo, picados (opcional, yo no puse)
sal y pimienta al gusto
1 cucharadita de azúcar moreno
Media taza de queso quark para decorar (en realidad se sirve con crema agria pero no encontré y con el queso me pareció riquísimo)
1 cucharada de perejil fresco picado para adornar



Cómo se hace?

Pelar las salchichas y cocinar la carne en una sartén a fuego medio-alto. Cuando esté cocida pero mantenga el color rosado, retirar del fuego y reservar.

Llenar una olla con 2 litros de agua, añadir la salchicha, dos cucharaditas de sal y llevar a ebullición. 

Cuando hierva añadir las remolachas ralladas y dejar hasta que hayan perdido su color. 

Añadir las zanahorias y las patatas y cocine hasta que estén tiernos, unos 15 minutos. 

Añadir la col y el cuarto de quilo de tomate cortado en cubitos.

Calentar un poco de aceite en una sartén a fuego medio. 

Agregar la cebolla y rehogarla. Añadir el tomate triturado y hacer un sofrito.

Añadir el sofrito a la olla. Echar el ajo crudo, tapar y apagar el fuego.

Dejar reposar durante 5 minutos. Rectificar de sal. 

Servir en cuencos individuales y acompañar con el queso. Decorar con unas hojas picadas de perejil fresco o eneldo.

(NOTA: se puede hacer vegetariana sin poner la salchicha)

jueves, 9 de octubre de 2014

RAITA - SALSA INDIA DE YOGUR CON CAVIAR DE TOMATE, REMOLACHA Y ESPECIAS


Tenía unas remolachas en casa y buscaba recetas para hacer sopa con ellas y dí con esta salsa por casualidad. 


Raita... nunca había oído esta palabra así que empecé a buscar. Encontré muchas recetas y muchas maneras de prepararla y entre todas hice mi propia versión. 

Es una salsa típica de la India, que también se usa en Paquistán y Bangladesh. 

La Raita es una salsa a base de iogurt, verduras y especies. Según el tipo de ingrediente tenemos Raita de tomate y cebolla, de zanahoria, de menta y pepino, de melón, ...

La que yo hice es fresca, distinta y me gustó muchísimo, tanto que me la comí como si fuera una sopa!


Tengo que decir que entre los ingredientes se suele poner cebolla cruda, para esta cantidad pondríamos 1/2 cebolla pero como soy alérgica yo no la puse.

De mostaza usé la de Dijón porqué es la que tenía en casa. Desconozco qué tipo de mostaza se utiliza en la receta original, imagino que será mostaza en polvo. En realidad, la palabra hindi para mostaza es rai. Supongo que de ahí viene el nombre de la salsa.


También he visto que se usa el cilantro pero yo lo substituyo por perejil porqué no me gusta nada el sabor de esta hierba.

En cuanto a las especies cada cual pone según su gusto. Yo he usado estas pero hay miles de variantes. Supongo que es cuestión de gustos poner más cantidad de una o usar otra que yo no he puesto.


Ingredientes:
1 yogur griego natural
1/2 pepino pequeño
2 cucharadas de caviar de tomate o 1 tomate cortado a daditos pequeños
2 cucharadas de caviar de remolacha o media remolacha hervida cortada a daditos pequeños
4 hojas de menta finamente picadas
1 cucharadita de comino
1 cucharadita de sal
1 cucharada de mostaza de dijón
1/2 granada
Pimienta negra molida (1 vuelta de molinillo)
1/4 cucharadita de pimentón rojo picante
1/2 cucharadita de curry en polvo
1 cucharada de perejil picado
Piel de lima verde, finamente picado
3/4 medida de yogur de agua

Para el caviar de tomate:
1 gr de agaragar
50 ml de puré de tomate

Para el caviar de remolacha:
1 gr de agaragar
50 ml de puré de remolacha



Cómo se hace?

Pelar el pepino. Cortarlo en rodajas y poner 10 minutos en un cuenco con agua y sal para que pierda el amargor y no repita.

Poner el yogur en un cuenco mediano con el pepino, el agua, 
el comino, sal, mostaza, 1 vuelta de molinillo de pimienta negra, pimentón rojo picante, el curry en polvo y triturar hasta tener una salsa suave. (Si vais a ponerle cebolla, ahora sería el momento).



Poner en los cuencos de servir y repartir los dados de tomate y remolacha (o el caviar como en mi caso), las pepitas de granada, el perejil picado y las hojas de menta. 

Refrigerar media hora. 

Antes de servir rallar un poco de piel de lima por encima.


CAVIAR DE TOMATE

Hoy os traigo un divertimento. Fácil de hacer y sin usar productos químicos. Una forma bonita de decorar vuestros platos en ocasiones especiales.

Hoy lo he hecho de tomate, pero se puede hacer de remolacha, de zanahoria, pepino o infusionando hierbas como albahaca, romero, perejil, ... Imaginación al poder!


Ingredientes:
1 gr de agaragar
50 ml de puré de tomate
pimienta negra
sal
1 vaso de aceite
hielos 

jeringuilla

Cómo se hace?
Poner el zumo de tomate en un cazo. Lo salpimentamos al gusto y lo ponemos a fuego moderado. 

Cuando empiece a hervir añadir el agar agar. Bajar el fuego y lo removeremos sin parar 2 minutos y retirar del fuego.


`

Poner en un vaso para que pierda un poco de temperatura.
Hacer un baño maría inverso con los hielos y ponemos el aceite en el cuenco de dentro.


Llenar una jeringuilla con el zumo de tomate e ir echando gota a gota sobre el aceite. 


De vez en cuando retirar las bolitas con un colador fino y las dejamos encima de un papel absorbente de cocina para que se sequen.


Con esta misma proporción y procedimiento se puede hacer caviar de remolacha, pepino, ...


lunes, 6 de octubre de 2014

HIGOS AL HORNO CON QUESO DE CABRA


Los higos son de estas frutas que me encantan. Son muy versátiles y permiten múltiples aplicaciones y variantes. Se pueden comer tal cual, en mermelada, para dar un toque de color a una ensalada, en una tarta, guiso o como en este caso, horneadas para tener un aperitivo fácil, rápido y bonito. 

Qué más se puede pedir?



Ingredientes:
8 higos maduros pero no blandos
100 gramos de queso rulo de cabra
un puñado de piñones
1 cucharadita de hojas de romero picadas
sal

Para la vinagreta:
Aceite de oliva virgen extra
Vinagre de módena
1/2 cucharadita de orégano
1 diente de ajo
sal


Cómo se hace?
Lavar los higos y abrirlos en 4 trozos sin llegar a separarlos. Poner un trozo de queso de cabra entre los gajos, espolvorear con romero y unos cuanto piñones.

Disponerlos en una bandeja y hornear 10 minutos a 180º.


Pelar el ajo y frotarlo por la base del cuenco en el que vayamos a hacer la vinagreta. Así le damos un poco de aroma pero no dejamos que prevalezca el sabor. Desechar el resto de ajo. 

Añadir el aceite, el vinagre, la sal y el orégano y emulsionar con un tenedor.

Al sacar los higos aliñarlos con un poco de vinagreta por encima. 

Servir templados.