martes, 30 de septiembre de 2014

TARTA DE HIGOS CON CREMA DE NUECES



Otro mes más una receta de reto. Cuantos van ya?

Aprovechando que los higos están en todo su esplendor propusimos esta tarta. Fácil de hacer y además de bonita estaba muy buena ;-)

La llevé de postre a la comida comunitaria que hicimos en la Fiesta Mayor del barrio y voló en un pispas.

Si vais a hacerla es mejor tener todos lo ingredientes preparados y montarla en el último momento. La pasta brisa es muy delicada y al llevar un relleno húmedo puede hacer que se rompa muy fácilmente.

Espero que os guste!




Ingredientes

Para la masa quebrada

250 g harina normal
125 g mantequilla fría, en dados
2 yemas de huevo

un pellizco gordo de sal



Para el relleno
200ml nata para montar
100g. de queso mascarpone
30ml de licor de nueces (baileys, coñac, ...)
10 higos, cada uno cortado en 8 trozos
1 cucharada de azúcar integral
un puñado de nueces a trocitos
4 cucharadas de lemond curd
1 manojo de menta fresca

Cómo se hace?

Lavar bien los higos y cortarlos a octavos. Reservar.


Poner la harina y la mantequilla en un robot de cocina y pulsar hasta obtener como migas. (en thermomix 20seg.  vel. 4)

Si no tienes robot, usa las manos y 
en un cuenco mezcla la mantequilla y la harina sin amasar, pellizcando la harina para ir integrando la mantequilla y conseguir que la mezcla sean migas pequeñas.


Añadir las dos yemas ligeramente batidas (reservar una cucharadita para pintar la tarta) y un pellizco de sal y brisar la masa y finalmente juntar todo en una bola.

Envolver en papel film y dejar reposar en la nevera media hora.
Transcurrido ese tiempo, sacar del frigo y dejar que se temple un poco.

Precalentar el horno a 180ºC.

Extender la masa en una superficie enharinada y dejar de medio centímetro de grosor aproximadamente. 

Forrar una bandeja de horno de 25x15cm con la masa, haciendo unas paredes de uno 4 o 5 cm. La masa quebrada casera se suele deshacer con facilidad. No pasa nada, con los dedos tapar las grietas y recomponer los trozos que desmoronen.

Si el molde es ondulado marca bien las paredes para que la masa se adapte a la forma. SI como en mi caso las paredes son lisas puedes marcar la parte superior del borde con un cuchillo para hacerle un dibujo o con um poco de pasta hacer bolitas para decorarlo.

Dejar en la nevera 15 minutos para que repose.

Sacar la tarta. Cortar un trozo de papel vegetal del tamaño de la base de la tarta. Ponerlo en el fondo y cubrirlo con pesas de hornear o garbanzos secos.


Pintar los bordes con la yema que hemos reservado mezclada con una cucharadita de agua.

Hornear entre 20 y 25 minutos, o hasta que la masa se vea seca al tacto. Sacar del horno y reservar.


Montar la nata. Cuando esté firme añadir el azúcar y el mascarpone y mezclar con movimientos envolventes. Añadir las nueces picadas a trozos grandes, las hojas de menta picadas y el licor. Mezclar de forma homogénea. 

Cuando la tarta esté completamente fría, pintar la base con el lemond curd. Poner la crema de nata por encima y decorar con los higos.


Rallar un poco de lima por encima y servir.


Y si queréis ver otras maneras de preparar la misma tarta:


domingo, 28 de septiembre de 2014

RED VELVET CON FRUTA FRESCA


Con esta receta participo en el Asaltablogs de Septiembre. Este mes hemos asaltado el blog Churretes de Chocolate, de Raquel o como se la conoce por la red, Churretosa. 


Me costó un montón decidirme por una receta porqué tiene muchas y muy buenas. De hecho hasta el último momento estuve convencida que haría los macarons de capuchino (o eran de tiramisú?) pero al final, y como tenía que hacer un pastel para celebrar el cumple de mis gemelos, que el 25 hicieron ya 14 años! me decanté por esta tarta. 


Hace un par de años hice un red velvet siguiendo una receta de una amiga americana pero no pude sacarle fotos. Lo llevé a casa de unos amigos y no me acordé de hacérselas... O sea, que la excusa para decantarme por esta receta era doble.

Como es un pastel contundente y muy dulce, a pesar de que he reducido a la mitad la cantidad de azúcar, pensé que ponerle fruta fresca por encima lo haría más ligero. Pero es que además me parece que no hay mejor decoración que la fruta fresca. Ya la he usado alguna vez, como por ejemplo en esta tarta de chocolate, y me parece muy elegante. 

Si queréis ver la receta original de Raquel, la encontraréis aquí, yo he hecho algunos cambios.

Esta es mi versión. Raquel, espero que te guste!


Ingredientes:
125 gr mantequilla
125 gr azúcar moreno
2 huevos
280 gr harina
15 gr cacao en polvo desgrasado sin azúcar
1 cucharadita de levadura química
1 cucharadita de bicarbonato sódico
1 pellizco de sal
1 cucharaditas de colorante rojo alimentario
1 cucharadita de vinagre de vino blanco
1 cucharadita de esencia de vainilla
240 gr de buttermilk (o 227 gr de leche + 13 gr de zumo de limón)

Crema de queso
400 ml de nata 35% MG bien fría
400 gr de queso mascarpone
50 gr de azúcar glas tamizado

Decoración
2 kiwis dorados
150 gr. de frambuesas frescas
150 gr. de fresas
200 gr. de uva negra



Cómo se hace?

Si no tenemos buttermilk, mezclar la leche y el zumo de limón y dejar reposar 10 minutos.

El bizcocho
Encender el horno a 170º C
Preparar 2 moldes de 18 cm con spray desmoldante o untar con mantequilla y forrar con papel vegetal (yo sigo prefiriendo esta segunda opción).

Tamizar los sólidos (harina, cacao, levadura, bicarbonato y sal) y reservar.


Batir la mantequilla con el azúcar hasta que la mezcla quede esponjosa.

Añadir los huevos de 1 en 1, esperando que esté completamente integrado antes de añadir el siguiente.

Mezclar la buttermilk, el colorante, el vinagre y la esencia de vainilla y añadirlo a la mezcla de mantequilla y huevos.

En un cuenco añadir los ingredientes secos en 3 veces y los líquidos en 2, alternándolos. Se comienza y termina por los secos.

Repartir la masa a partes iguales entre los 2 moldes y hornear durante aproximadamente 45 minutos.

Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla durante 15 minutos, desmoldar y dejar enfriar completamente.

Envolver cada bizcocho en papel de film y dejar reposar en la nevera de un día para otro.




Crema de queso

Montar la nata. Cuando empiece a tomar cuerpo añadir el azúcar y batir hasta que esté completamente montada. Añadir el queso y seguir batiendo hasta conseguir que se formen picos suaves.

Reservar en la nevera.

Montaje

Cortar los 2 bizcochos por la mitad transversalmente, consiguiendo 4 planchas iguales.

Tomar una de las planchas de bizcocho y ponerla de base. Cubrir con una capa de la crema de queso toda la superficie, con cuidado que no se salga por los laterales.



Proceder a superponer el resto de las planchas de bizcocho alternándolas con la crema de queso.

Al final, cubrir toda la tarta con la crema de queso y decorar con la fruta fresca.







jueves, 18 de septiembre de 2014

BERENJENAS AL HORNO

Hoy una receta que de tan fácil no es ni receta. Hace unos días me invitaron a colaborar en una nueva revista digital. Un magazine con muy buena pinta y que recoge artículos de casi todas las disciplinas. Esta invitación me hace especial ilusión porqué puedo ligar dos de mis pasiones/aficiones: la gastronomía y el periodismo.

Esta semana publiqué mi primer artículo Mengem-nos l'Arc de Sant Martí, y está teniendo muy buena acogida. Está escrito en catalán, pero creo que vale la pena pasarle el traductor.

Va sobre la llamada Alimentación del Arco Iris o la The food rainbow, tal como la llaman los angloparlantes, como pauta para una alimentación variada y saludable. La idea es que el color de los alimentos viene definido por diferentes sustancias, cada una de ellas con propiedades determinadas para nuestra salud y bienestar. De este modo, cuantos más colores diferentes tenga nuestra dieta, mejor estaremos asegurando la ingesta de estos nutrientes esenciales. 

Para este primer artículo escogí los alimentos de color morado y para la primera receta las berenjenas, una de las hortalizas más conocidas de este grupo.

La idea es publicar una vez al mes y acompañar el escrito con distintas recetas que contengan los alimentos o características del tema planteado.

Ahí va la primera. Espero que os guste!


Ingredientes:

2 berenjenas
1 cucharadita de orégano
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de setas en polvo (opcional)
1 cucharadita de pimienta recién molida
aceite


Cómo se hace?

Lavar las berenjenas y abrir por la mitad. Con un cuchillo afilado practicar unos cortes en la pulpa procurando no traspasar la piel.


Colocar encima de una bandeja de horno cubierta con un papel vegetal. Espolvorear las especias por encima y terminar con un hilo de aceite por encima.

Hornear 30 minutos a 180º.



martes, 9 de septiembre de 2014

CAKE DE KÉFIR CON ARÁNDANOS Y MANZANAS

Sigo con mi incursión por los blogs de tierras lejanas, inspirándome y adaptando recetas e ingredientes. Hoy os traigo un cake distinto. Tiene una textura que asemeja un puding, sin serlo. El sabor recuerda al de la tarta de manzana, sin serlo. 

Os lo recomiendo. Siento que las fotos no plasmen lo apetitoso que estaba pero lo llevé a la oficina y gustó mucho. Si os animáis ya me diréis.

Espero que os guste!


Ingredientes:

4-5 manzanas
125 gr. de arándanos
1 cucharada de sémola de maíz
4 cucharadas de harina de maíz
1 cucharada de azúcar moreno
1 sobre de levadura química
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de canela en polvo

1/2 cucharadita de vainilla
0,5 litros de kéfir o suero de leche (aproximadamente)
2 huevos
4 cucharadas aceite
50 gr de mantequilla



Cómo se hace?

Mezclar el azúcar, la sémola, la harina, la sal, la levadura y la vainilla.



Agregar los huevos y la mantequilla y mezclar perfectamente. 

Añadir el kéfir lentamente y con cuidado. Añadir sólo la cantidad que nos permita obtener una mezcla con una consistencia similar a la nata líquida. Agregar los arándanos y mezclar. 


Dejar reposar en la nevera durante 30 minutos. Transcurrido este tiempo la harina y la sémola se habrán hinchado y la masa no será tan líquida.

Engrasar generosamente el fondo de un molde con mantequilla.

Cortar las manzanas en 6 gajos cada una y colocarlos en la base del molde. Espolvorearlas con azúcar y canela.

Verter la masa con cuidado por encima de las manzanas

Hornear unos 40 min. a 180º. Yo con 30 minutos tuve suficiente pero recordad que cada horno es un mundo ;-)

Dejar enfriar el pastel antes de desmoldar.

Antes de servir espolvorear un poco de azúcar glas por encima.




martes, 2 de septiembre de 2014

MANZANAS RELLENAS DE CARNE

Bueno, pues será cuestión de ir publicando de nuevo! 

Llevo un mes desconectada del blog, un mes de vacaciones que he aprovechado para descansar, pasear, coser, hacer punto y revisar algunos blogs que me gustan pero que no tengo tiempo de visitar durante el año.


La Bardena Blanca y la playa. Auténticas vacaciones mar y montaña ;-)
Uno de estos blogs es el de Irina, una chica rusa que a menudo tiene recetas que me llaman la atención, sobretodo por lo curioso que me resulta ver lo diferente que es la gastronomía en cada país. Y no hablo de las diferencias de ingredientes. Así es fácil que la cosa cambie. Lo curioso es cuando con lo mismos ingredientes que encontramos aquí pero mezclados de otra manera, el resultado es absolutamente distinto.

Esta receta de hoy está inspirada en estas Manzanas rellenas de hígado de polloque publicó ella hace unos meses

Yo cambié los hígados por carne picada de ternera y le añadí curry, que es una especie que me parece que combina fenomenal con la manzana.

Vosotros podéis hacer las combinaciones que os resulten más agradables. Substituir la carne picada por una mezcla de butifarra con trocitos de chistorra, o morcilla con arroz, o... qué os parece, con una brandada de bacalao y trocitos de gamba quedaría bien?

De momento espero que os guste mi versión!



Ingredientes:

4 Manzanas golden verdes (o granny smith)
500 gr. de carne picada de ternera
2 zanahorias
1 puerro
1 calabacín
5 champiñones grandes
1 diente de ajo
1 tomate
100 ml. de vino blanco o coñac (opcional)
25 gr de mantequilla
1 pastilla de curry suave (o 2 cucharaditas de curry en polvo)
Sal y pimienta
aceite



Cómo se hace?

Pelar y rallar las zanahorias con un rallador medio. Cortar el puerro, el tomate pelado, el calabacín y los champiñones a dados pequeños.

En una sartén freír la carne picada, aderezada con sal, con un poco de aceite. Reservar.

En la misma sartén sofreír el puerro. Cuando esté dorado añadir las verduras y sofreírlas cinco minutos removiendo de vez en cuando con la cuchara de madera. Salpimentar.


Añadir el diente de ajo laminado y el tomate. Dejar sofreír cinco minutos. Añadir la carne y el vino y dejar haciendo chup-chup 10 minutos.

Deshacer la pastilla de curry en un vasito de agua caliente y añadirlo a las verduras. Cocinar 5 minutos más a fuego suave.



Cortar la tapa en las manzanas y vaciarlas, con mucho cuidado, con una cuchara de París dejando unas paredes de un 0,5cm. de grosor. Dejar las manzanas boca abajo para evitar que se oxiden demasiado.

Sofreír la pulpa que hemos sacado de las manzanas en una sartén con una nuez de mantequilla. Cuando esté cocida añadirla al sofrito de carne. 




Mezclar bien y rectificar de sal.

Rellenar las manzanas con la mezcla

Disponer las manzanas en una bandeja de horno (las de cristal resistente van perfecto) y verter un dedo de agua.


Hornear a 200º durante 15 minutos o hasta que pinchando con un palillo veamos que las manzanas ya están cocidas.

Servir acompañadas de arroz basmati.



sábado, 2 de agosto de 2014