martes, 1 de agosto de 2017

TORTITAS CASERAS RELLENAS DE POLLO ADOBADO, TOMATE Y MAONESA DE GUINDILLA - NOS VAMOS DE PICNIC CON EL RAS

En el Reto Alfabeto Salado (RAS) de este mes las encargadas de decidir ingredientes fueron Marga y Montse y nos propusieron usar el pollo y la guindilla.

Yo levo unos días de lo más perezosos. Después de preparar una comida de lujo para diez y una cena para 9 me quedé un poco estrujada y falta de energía. Por suerte tengo mi super libreta de ideas gastronómicas en la que anoto y dibujo recetas que se me ocurren a lo largo del día. A veces son sólo pequeñas anotaciones o listas de ingredientes que imagino que se pueden combinar aunqué generalmente hago dibujos en los que intento plasmar los platos que imagino.

Estaba un tanto despistada sobre qué hacer con un pollo y guindillas y como ahora lo que me apetece es salir de casa, cocinar poco y disfrutar del buen tiempo pensé ideas para preparar los ingredintes para poderlos llevar de picnic o para una cena informal en la terraza. 

Hice dos propuestas y aún me ha quedado otra en el tintero, pero como no me gusta publicar más de una receta el mismo día, hoy os traigo una y dejo las otras dos, para publicarlas dentro de poco.

Esta es mi propuesta. Espero que os guste!


Ingredientes:

Para las tortillas:
2 tazas de harina de maíz pre-cocida
1 y 1/2 tazas de agua templada
1 pellizco de sal

Para el pollo:
3 pechgas de pollo cortadas a tiras
2 cm. de jengibre fresco
2 guindillas
3 gotas de tabasco
3 cucharadas de salsa de soja
3 cucharadas de aceite
2 cucharadas de zumo de lima
raspadura de piel de media lima
(yo no puse sal porqué la soja ya és salada y no me gusta la comida demasiado salada, pero se le puede poner un poquito si se cree necesario) 

Para la maonesa:
1 huevo
100 ml de aceite de oliva virgen
10 ml. de vinagre de manzana
una guindilla
sal


Para terminar:
2 tomates cortados a rodajas
2 pimiento del piquillo asados
Maonesa de guindilla

Para presentarlas:
Servilletas de papel
Cuerda de esparto

Cómo se hace?

Poner las tiras de pollo en un recipiente junto con todos los ingredientes de la marinada. Mezclar bién y dejar un par de horas en la nevera.


Poner la harina y la sal en un cuenco. Añadir el agua en dos o tres veces e ir amasando hasta formar una masa compacta pero elástica, con consistencia de plastilina más o menos. Tapar y dejar reposar media hora en la nevera.

Cojer porciones de masa del tamaño de una nuez. Darle forma de bola y estirarla dándole forma circular procurando que quede lo más fina posible. Para poder estirarla bien es mejor hacerlo entre dos láminas de papel film.


Poner una sartén al fuego con unas gotas de aceite. Frotar con un papel de cocina para escamparlo bien. Cuando esté caliente  poner la tortilla. Cuando se empiecen a formar burbujas en la superfície girar la tortilla con la ayuda de una espátula. Mientras se cocina ir preparando la siguiente tortilla. Al principio cuesta un poco cojer el ritmo pero cuando llevas dos o tres te haces experta ;-)


Poner una sartén al fuego con unas gotitas de aceite. Sacar las tiras de pollo de la marinada y freir por tandas. Reservar.

Al acabar con todas las tiras de pollo poner la salsa de la marinada en la misma sartén y cocinar a fuego moderado un par de minutos. Si queréis que pique más dejar las guindillas, si no, retirarlas. 

Añadir las tiras de pollo, remover bien para que queden impregnadas con la salsa y reservar.


La maonesa:

En el vaso de la batidora poner el huevo, el vinagre, la guindilla, un pellizco de sal y el aceite. Sin levantar el brazo de la batidora batir a velocidad media. Cuando el aceite empiece a emulsionar ya se puede subir y bajar el brazo lentamente un par de veces. Reservar.


Montaje de las tortitas:

Cortar el tomate a rodajas.

Poner unas tiras de pollo en el centro de la tortilla. Cubrir con unas rodajas de tomate, unas tiras de pimiento del piquillo y un hilo de maonesa.


Enrollar la tortilla y envolver en una servilleta. Atar el conjunto con un trozo de cuerda de esparto. 

Servir calientes y disfrutar!



Con esta receta participo en el Reto Alfabeto Salado

Si queréis ver qué han preparado los otros participantes
podéis ver el recopilatorio aqui.




Esta es otra de las recetas que pensé para el reto, un delicioso Bocadillo de pollo empanado con ensalada, pimiento escalivado y maonesa de guindillas y que os traeré en breve para que lo podáis disfrutar en algún picnic de verano.


jueves, 27 de julio de 2017

TOMATES DESHIDRATADOS - SECADOS AL HORNO

Ahora que estamos en plena temporada de tomates es el momento de prepararnos para hacerlos en conserva y tener tomates durante el año. 

Es cierto que el uso extensivo de invernaderos ha hecho que actualmente podamos encontrar en el mercado tomates todo el año. Pero no es menos cierto que generalmente son tomates sin sabor y que huelen a cámara frigorífica.

Aprovechar ahora que se pueden encontrar tomates fragantes y carnosos para prepararlos secos es una opción fantástica para nosotros que vivimos en un país privilegiado en este aspecto.

Luego en invierno podréis usarlos en multitud de recetas que os haran recordar las cálidas tardes de verano que hará meses habréis dejado atras ;-)

Cosas que podéis preparar con tomates secos:

Ensalada panzanella, Pesto rosso, Tostas de queso, Tapenade, Focaccia, Hummus, Risotto, o añadirlos a cualquier ensalada, tosta, tortillas, ... 




Ingredientes: 
1 kg de tomates rojos
5 ramitas de tomillo fresco 
3 dientes de ajo, laminados 
sal, pimienta 
Orégano o hierbas aromáticas al gusto
aceite de oliva virgen extra 

* Yo esta vez he usado kumato pequeñitos. Son muy carnosos y no tienen demasiado semilla pero se puede hacer con los que más os gusten.


Cómo se hace?


Precalentar el horno a 110º C

Cortar los tomates por la mitad y poner ordenadamente en una bandeja de horno forrada con un papel vegetal. Sazonar con sal y pimienta y espolvorear con orégano.


Aliñar con un hilo de aceite de oliva y hornear entre 3 y 4 horas. Dejar enfriar.

Esterilizar los tarros de cristal con agua hirviendo. 


En la parte inferior de los frascos poner unas láminas de ajo y una ramita de tomillo. A continuación poner una capa de tomate. Hacer capas alternas en el mismo orden hasta llegar a la boca del tarro.


Rellenar con aceite vigilando que ocupe todos los huecos y cerrar la tapa  herméticamente.

Los tomates se pueden almacenar en la nevera hasta 6 meses, vigilando que queden siempre cubiertos de aceite. 

También se pueden hervir en agua diez minutos para que los tarros se cierren herméticos y luego, una vez abiertos guardarlos en la nevera.
 

viernes, 21 de julio de 2017

COCAS DE RECAPTE - INSPIRÁNDOME EN MEY HOFMANN II

En todo el Mediterráneo encontramos este tipo de comida, con pequeñas variantes son todas lo mismo. Una masa de pan que se cuece al horno y que sirve para aprovechar ingredientes y restos que han quedado en la despensa. Así encontramos las pizzas en Italia, las Cocas de trampó en Baleares, las cocas saladas de Levante, las empanadas, ... 

Parece ser que el nombre de estas cocas que os traigo hoy proviene de que antiguamente, cuando en las casas no había hornos, las mujeres llevaban los ingredientes que tenían (recaptaban) en la despensa y los llevaban a la panadería. Allí el panadero hacía la masa, ponía encima lo que le habían llevado y las cocía.

Al ser de aprovechamiento se hacen con lo que se tenga: verduras, un arenque, butifarra, sardinas o incluso setas. A menudo los bordes de la masa se doblan para evitar que el jugo de las verduras se escape al cocer y se pueden comer tanto frías como calientes. Son parecidas a la pizza pero jamás llevan queso.

Son muy buenas y típicas las de escalivada a base de berenjena, pimiento y cebolla. A mi particularmente me gustan frías y si llevan unas anchoas me rechiflan! Encontrar su sabor saladito en medio de las verduras me encanta!

Estas que os traigo hoy las hice esperando a decidir cual de las recetas que formaron parte del menú que preparó Mey Hofmann en la cena de clausura del II Congreso catalán de cocina, que se hizo en Barcelona en 1995, publicaba. Al final me incliné por este delicioso Brazo de gitano con frutos rojos y crema de violetas y las cocas quedaron para la repesca.

Espero que os guste!



Ingredientes:

Para las cocas de recapte
700 gr. de harina de espelta
1 pellizco de sal
1 pellizco de azúcar
5 gr. de levadura fresca de panadero
350 ml. de agua mineral
50 gr. de aceite de oliva
1 pimiento
1 berenjena
1 cebolla tierna

1 calabacín
Tomates cherry
1 puñado de hojas de espinaca

3 sardinas
1 salchicha
Ajo
Tomillo y romero

Cómo se hace?

La base de las cocas de recapte


Poner el agua en un cazo y llevar a ebullición. Poner el tomillo, el ajo y el romero y dejar infusionar hasta que el agua esté templada.

Amasar la harina, la sal, el azúcar, la levadura y 350 gr. de agua infusionada, previamente colada. 

Amasar y cuando la masa esté casi hecha, añadir el aceite y amasar pero no demasiado para evitar que la masa absorba toda la grasa. 

Tapar con un paño y dejar reposar 40 minutos. 

Una vez reposada, cortar en cuatro trozos iguales y dejar reposar 30 minutos más. 

Después, estirar con los dedos para darles forma de coca y poner en una bandeja de hornear forrada con papel vegetal. Pintar con un poco de aceite por encima. Tapar con un trapo limpio y dejar en la nevera 12 horas.

Pasado este tiempo, las sacamos de la nevera.


El relleno

Cortar la berenjena en bastones, salar generosamente y dejar en un colador para que sude y se quite el amargo.

Poner el pimiento y la cebolla cortado en juliana, la berenjena, previamente enjuagada, rodajas de calabacín y el puñado de espinacas, encima de la coca.

Abrir las sardinas y quitarles tripa y espina dejándolas en abanico y ponerlas encima de las verduras. 

Cortar la salchicha cortada a trozos de 3 o 4 centímetros y distribuirlos también por encima de la coca.

Repartir unos cuantos tomatitos abiertos por la mitad.


Hornear unos 15 minutos a 220 grados hasta que tengamos la salchicha cocida. 

Servir con un chorro de aceite por encima y una rama de tomillo.

Como véis se pueden hacer de tantas cosas como queráis y repartiendo los ingredientes al gusto del consumidor.


Con esta receta participo en la repesca del reto 
Cooking the Chef
Si queréis ver el resto de recetas de Mey Hofmann que 
hicimos, las veréis todas aquí.

miércoles, 5 de julio de 2017

PARFAIT DE FRUTAS DE VERANO Y UNA RAYA DE COCA* - INSPIRÁNDOME EN ANTHONY BOURDAIN

Como todos los días 5 llega de nuevo Cooking the Chef. Creo que no me equivoco si digo que esta ha sido la propuesta que menos ha gustado y que más difícil ha sido para la gran mayoría de participantes.

No conocia a este chef y despues de buscar información sobre él sigo sin conocerle. No se qué hace... Bueno sí, tiene un restaurante en NY y se dedica a viajar y a ponerse las botas por el mundo. Parece ser que es mediático pero para mi esto no es relevante porque casi nunca veo la tele y menos aún la americana.

Por esto la receta que propongo este mes es una inspiración pura y dura y quiere ser una provocación. No he aprendido casi nada esta vez, pero lo poco que he sabido de él es que le gusta provocar. Me impactó una imagen que vislumbré en un vídeo, un casco de soldado del que caían unos espaguetis simulando sesos esparcidos. 

Impactante, pero a pesar de la tragedia un punto poética pero sobretodo provocativa. Una imagen de las que remueve sentimientos.

Luego busqué la foto y la receta, es de BUDAE JJIGAE unos fideos que se popularizaron durante la guerra de Korea y que son, básicamente, una comida de aprovechamiento a la que le echan un poco de todo lo que tienen.

Leí una entrevista que le hicieron en la que hablaba de las drogas y del escándalo que se formó cuando contó sin tapujos que para crear las nuevas cartas de los restaurantes se ponían hasta las trancas y una cosa me llevó a la otra y quise intentar que mi receta sirviera para provocar algo, ni que fuera con el título.

Y a raíz de esta foto he estado reflexionando sobre la gastronomía, el arte y la provocación e intentando descubrir en qué momento una obra pasa a ser arte o queda en mera pretensión.

Y creo que he llegado a la conclusión que provocar es fácil pero lo difícil es emocionar. Que para que sea arte tiene que transmitir emoción, remover algo por dentro, provocar reflexión y AB, contra todo pronóstico, ha conseguido esto en mi y me doy por satisfecha. Este ha sido este mes mi aprendizaje, mi ganancia.

*   *   *

La idea primigénia fue otra pero el calor, la Fiesta Mayor de mi ciudad, dormir poco y andar liada en otros muchos menesteres lo dejó en un simple pero refrescante Parfait de frutas acompañado de un trocito de coca de vidre (coca de cristal)

Esta es mi propuesta, espero que os provoque ;-)


Ingredientes:

Para el parfait
2 nectarinas
2 kiwis
(pero podéis usar la fruta que tengáis)

Para la coca
210 gr. de harina
135 gr. de agua
8 gr. de aceite
5 gr. de sal
2 gr. de levadura fresca
2 cucharadas de azúcar integral de caña
1 puñado de piñones
50 ml. de anís dulce

Cómo se hace?

La coca

Para hacer esta coca usamos la misma masa que para hacer pizzas. Si queréis podéis hacerlas con masa comprada pero que sea de calidad. Yo hago masa casera usando la receta y método de no amasado de Iban Yarza.

En un cuenco grande disolver la levadura en el agua y seguidamente incorporar el resto de ingredientes. Mezclar bien con la mano, obteniendo una masa bastante pegajosa. Dejar reposar 15 min. cubierta con un paño.

Enharinar un poco la superficie de la mesa o encimera y volcar la masa. Plegar un par de veces sobre si misma y dejar reposar de nuevo unos 5 minutos. A continuación la dividimos en dos, boleamos cada porción y guardamos cada mitad en un recipiente hermético previamente untado con aceite. 

Guardar en la nevera durante uno, dos o tres días, según vayamos a usarla. 

Pasados esos días, la masa habrá aumentado de tamaño. 

Encender el horno a 180-190º



Estirar la masa con un rodillo de cocina. Tiene que quedar muy fina. 

Forrar una bandeja de horno con papel vegetal y poner la masa estirada encima. En mi caso la he cortado a tiras de uno o dos centímetros pero suelen ser de unos 10 cm de ancho por 30/40 cm. de largo.

Poner las tiras encima del papel de hornear y pincelar la pasta con el aceite. Espolvorear un poco de azúcar o más cantidad según el gusto de cada uno y esparcir por encima unos cuantos piñones.

Hornear unos 10 minutos vigilando que no se queme.

Sacar del horno y rociar enseguida con anís. El calor hará que el alcohol evapore pero queda el aroma y cristaliza el azúcar por el brusco cambio de temperatura. Dejar enfriar en una rejilla .

El parfait

Triturar las frutas separadamente y rellenar los vasos procurando que no se mezclen las distintas pulpas.

Servir acompañado de una raya de coca.





Con esta receta participo en el reto 
Cooking the Chef del mes de Julio. 
Si queréis ver el resto de propuestas las veréis todas aquí.



_____________

* Del María Moliner
coca(3) (argot) f. apóc. de "cocaína".
coca(4) (del catalán "coca"; Ar.;inf.) f. Bollo, torta o golosina de cualquier clase.


Y si queréis ver la foto de la que os hablo, es esta:

Buddae Jjigae, a Korean stew, from "Appetites," by Anthony Bourdain.
Photo by Bobby Fisher sacada de esta web

sábado, 1 de julio de 2017

CANELONES DE BERENJENA RELLENOS DE LANGOSTINO Y VERDURAS CON BECHAMEL DE AZAFRÁN

Subo las escaleras de tres en tres. Entro en casa y casi ni saludo a madre ni a los niños. Cierro la puerta de la habitación y me siento en la cama. Me gusta este momento de emoción e impaciencia. Agarro el sobre fuertemente y lo mantengo cerca del corazón, que aún baila desbocado en mi pecho. 

Quiero que esta vez la carta sea de verdad, una carta de amor, que me diga cuánto me echa de menos, cómo es el sitio en el que vive, cómo se siente. Quiero leer te quiero y a veces, en las largas noches de soledad, imagino tu cuerpo bajo mis dedos. 

Anhelo saber de su vida, de su día a día en ese país extraño. Si pasa frío, si ha tenido miedo y ganas de ver a los niños. 

Querría saber cuánto ha caminado, si alguien le curó las heridas. Si come bien y tiene ropa limpia. Quiero saberlo todo y estos instantes desde que recojo el sobre en el buzón hasta que lo abro repito ojalá, ojalá como un mantra.

Y finalmente lo abro y con cuidado saco el papel pautado que amarillea por los bordes, impecablemente doblado como siempre y escrito en esta letra pulcra y de trazo claro, sin un borrón, ni una falta, leo:

   Querida Paquita,

Por aquí todo bien. La semana que viene, si deja de llover, plantaremos las legumbres.

Da recuerdos a los tíos y un abrazo para tu madre y los niños.

   Siempre tuyo,

   Pedro


Maldita, maldita guerra! Maldita censura! Maldito miedo!


*    *    *

Revisando una caja de papeles de mi abuelo encontré las cartas que mandó a mi abuela a lo largo de los años que estuvo exiliado en Francia después de la Guerra Civil y siempre me sorprendía lo impersonales, frías e insulsas que son y no lo entendí hasta que hace unos días, leyendo una novela, decubrí que eran así por seguridad y para evitar la censura. No se podía contar nada, ni dónde estaba, ni lo mal que lo había pasado cruzando los Pirineos en pleno invierno, ni cómo iba el curso de la guerra. Y tampoco preguntaba cómo estaban ella y los niños para que no se tuviera que significar en las respuestas.

Esto les pasó a mis abuelos y no hace tanto. 

Y pensé que si me ocurriera a mi, quizás, en vez de escribir cartas sin nada escribiría recetas inventadas. Para mi son una forma bien bonita de decir te quiero.

*    *    *

Para el reto Alfabeto Salado nos propusieron cocinar algo con berenjenas y langostinos y lo tuve claro: inventé esta receta :)

Espero que os guste!


Ingredientes:
8 langostinos
2 berenjenas listadas
1 calabacín
10 champiñones
1 puñado de judías verdes
1 diente de ajo
Hebras de azafrán
1 cucharadita de especies para paella "Carmencita"
1 cucharada de harina
250 ml de caldo de pescado
50 gr. de parmesano rallado en hebra

Te ayudará:
Mandolina
Soplete
Papel film

Cómo se hace?

Pelar las berenjenas y cortarlas por un poco menos de la mitad. Cortar la parte larga a tiras longitudiales bien delgadas con la ayuda de una mandolina. Dejar en un excurridor con un puñadito de sal para que suden lo amargo.

Cortar la base  de la berenjena a daditos y también la dejamos sudar.


Poner dos cucharadas de aceite en una satrén y freír la harina, removiendo constantemente dos minutos para que no se queme. Añadir el caldo de pescado con la cucharada de especies y remover bien para hacer la bechamel. Dejar enfriar un poco para que espese.

Pelar y cortar el calabacín a daditos y picar los champiñones.

Pelar los langostinos. Quitar los intestinos y cortar a daditos.

Hervir las judías en un cazo con un poco de agua y sal. Refrescar, escurrir y reservar.

En una sartén caliente con un poco de aceite saltear los langostinos 1 minuto. Reservar.


En la misma sartén añadir un poco de aceite y saltear los daditos de berenjena con el ajo laminado. A los dos minutos añadir los champiñones. Remover bien, salar y dejar que se cocinen cinco minutos removiendo de vez en cuando. Añadir el calabacín y sofreír dos minutos más. Juntar con los langostino, las judías y reservar.

En esta misma sartén con unas gotas de aceite freír las tiras de berenjena, previamente enjuagadas, a fuego suave. Al ser tan finas se cocinaran rápido pero no interesa que queden crudas. Reservar.


Poner un  trozo de papel film encima de la mesa de trabajo. Disponer unas cuantas tiras de berenjena ligeramente superpuestas y encima un par de cucharadas del revuelto de verduras y langostino. Enrollar formando el canelón con la ayuda del papel film y disponer cada canelon en un plato.

Napar cada canelón con un par de cucharadas de bechamel y espolvorear con un poco de queso. Gratinar con la ayuda de un soplete de cocina.

Decorar el plato con unas hebras de azafrán y servir.



Con esta receta participo en el Reto Alfabeto Salado

Si queréis ver qué han preparado los otros participantes
podéis ver el recopilatorio aqui.

domingo, 25 de junio de 2017

CRUJIENTES DE POLLO A LA MIEL, CON CEBOLLA Y ALMENDRAS - #ASALTABLOGS

Último domingo de mes y último domingo de la temporada del asaltablogs. Esta vez cerramos con broche de oro. Nos ha tocado asaltar el blog de mi amiga Belén, una Asturiana simpatica y buena gente con la que comparto pasiones y aficiones varias. 

Tiene un blog lleno de recetas buenas, fáciles y cien por cien recomendables, muchas de las cuales son típicas de su tierra. De hecho quería hacer alguna de estas recetas pero finalmente me decanté por estos crujientes de pollo que me fueron de fábula para llevar a una cena de fin de curso que hacemos cada año con algunos padres del cole de los niños. 

Quería una receta que fuera fácil de hacer, fácil de transportar y que gustara a grandes y pequeños y encontré en estos rollitos al aliado ideal ;-) Les gustaron mucho a todos. Gracias, Belén!!!

Como siempre he hecho algunos cambios pero creo que mantienen la esencia de los originales. 

Esta es mi propuesta. Espero que os gusten!


Ingredientes:
2 pechugas de pollo
50 gr. de almendra en granito
2 cebollas moradas
mantequilla
masa filo
2 dientes de ajo
1 lima
4 cm. de jengibre
150 ml. de salsa de soja
sal
1/2 rama de canela
1 chorro de brandy
2 cucharadas de miel




Cómo se hace?

Recortar las pechugas dándoles forma rectangular para poder cortar tiras más o menos parejas. Guardar los retales para otra preparación.


En un recipiente de cristal poner la salsa de soja, el zumo de limón, el jengibre rallado, los dientes de ajo pelados y cortados en cuatro o cinco trozos, el palo de canela, el brandy y  una cucharada de miel. Remover bien para emulsionar y añadir las tiras de pollo. Mezclar bien y dejar macerar 4 horas en la nevera.


En una satrén con una gota de aceite tostar los daditos de almendra. Reservar.

Cortar la cebolla en corte pluma y freír en la misma sartén con un poco de aceite. Primero a fuego fuerte y cuando empiece a tomar color ponerlo al mínimo y dejar hasta que esté bien pochada. Reservar

Freír las tiras de pollo en esta misma sartén hasta que estén bien doraditas por los cuatro costados. Reservar.

En esta misma sartén añadir salsa de macerar el pollo junto con la soja y la otra cucharada de miel. Cuando empiece a hervir dejar evaporar 1 min. Apagar el fuego y reservar la salsa.

Cortar tiras de masa filo un poco más anchas que las tiras de pollo.

En un costado poner una tira de pollo, un poco de cebolla y unos cuantos daditos de almendra. 


Pintar la masa filo con un poco de mantequilla y enrollarla formando canutillos. 


Pintar por encima con un poco más de mantequilla y poner en una bandeja de horno forrada con papel vegetal.


Hornear 12 minutos a 190º o hasta que estén bien doraditos. Servir acompañados de la salsa.


Con esta receta participo en el Asaltablogs del mes de junio. Si queréis saber mas de este reto encontraréis toda la información pinchando en la imagen.