domingo, 26 de octubre de 2014

SOLOMILLO WELLINGTON Y UN POSTRE ESPECIAL



Esta es mi receta robada en el Asaltablogs de octubre. No ha sido fácil. De hecho he robado tanto que llevo un mes sin poder dormir de mala conciencia, jajaja

He preparado varias recetas de El Mito del Sofrito, un blog 100% recomendable. Algunas ya las he hecho, otras las guardo en la carpeta de pendientes. Al final he decidido participar con este solomillo. El postre va de regalo ;-)

Si queréis ver la receta original del solomillo la podéis ver aquí

Esta es mi propuesta. Espero que os guste!





Ingredientes :

2 solomillos de cerdo (no muy grandes)
2 láminas de hojaldre
4 rodajas de queso rulo de cabra
4 cucharadas de mermelada de arándanos
4 lonchas de jamón york
4 lonchas de queso havartï
1 huevo batido para pincelar
semillas de sésamo para adornar
2 cebollas
2 cucharadas de azúcar moreno
30 ml. de coñac
sal y pimienta
papel de horno



Cómo se hace?

Abrir el solomillo de tal manera que quede como un filete gigante.
(Podéis ver cómo aquí).

En una sartén con un poquito de aceite pochar la cebolla cortada muy pequeña, durante 15 minutos, cuando esté blandita añadir el azúcar y dejar caramelizar a fuego lento unos 10 minutos. Añadir el coñac y mantener en el fuego 7 minutos más. Reservar.




Salpimentar la carne.

Poner el queso de cabra en uno de los solomillos y por encima la mermelada. Enrollar la carne y atarla con hilo.




Poner las lonchas de jamón york y el queso havarti en el otro solomillo. Enrollar la carne y atarla con hilo.

Poner un poco de aceite en una cazuela. Cuando esté bien caliente sellar los solomillos por todas sus caras. De esta manera evitamos que durante la cocción en el horno suelte jugo y nos moje el hojaldre.

Dejar enfriar el solomillo y cuando esté frío sacar el hilo.

Estirar una lámina de hojaldre encima de un papel de hornear. Poner el solomillo encima y envolver con el hojaldre procurando que la costura quede en la parte inferior. Cerrar bien las puntas.

Con los sobrantes de masa decorar para una mejor presentación, aunque esto no es obligatorio.


Se pueden hacer decoraciones más elaboradas o un simple enrejado.

Pintar con huevo batido y espolvorear semillas de sésamo o amapola por encima.



Hornear a 220º (calor arriba y abajo y sin aire) durante 20 minutos o hasta que el hojaldre esté dorado.

Acompañar con la cebolla caramelizada. Hice estas dos versiones pensando en los niños y en los mayores pero a todos les gustó más el de queso con mermelada.




Y de postre os traigo esta deliciosa Coca de almendras que también les robé y que está deliciosa!



Un menú de domingo super completo, no os parece?