miércoles, 22 de octubre de 2014

QUICHE DE REBOZUELOS, ESPINACAS Y MOSTAZA

Estoy en un grupo de feisbuc que se llama "Color y Sabor de Temporada" que cada mes propone dos ingredientes y en base a uno de ellos cada participante presenta una receta en la que el ingrediente destacado es el que haya elegido.

La propuesta para el mes de octubre era usar setas o uvas.

Las uvas me gustan mucho pero las setas son uno de los 3 alimentos a los que no renunciaría. 

Podría haber preparado muchas cosas. Las setas forman parte de mi alimentación diría que casi a diario y entran en muchos de los platos que preparo, pero finalmente me decanté por esta tarta de masa brisee. 

En primavera del año pasado preparé unas quiches y me quedé con el gusanillo de hacerlas individuales y esta era la ocasión perfecta.


Ingredientes:

Para la pasta brisee:
400 gr de harina
200 gr de mantequilla de calidad
2 huevos enteros
1 cucharadita de azúcar
1 cucharadita de sal

Para el relleno:
300 gr. de setas 
Mostaza a la antigua
Hojas de espinacas 
1 diente de ajo
Aceite 
200 gr de crema de leche 
200 gr de leche 
3 huevos 
2 rodajas de queso de cabra
Sal y pimienta 


Cómo se hace?

La pasta brisa
Poner la harina en forma de volcán y en medio poner el huevo entero la sal y el azúcar. Añadir la mantequilla a temperatura ambiente tirando a blanda. Mezclar con la mano tan sólo los ingredientes del centro del volcán. 

Cuando la mezcla sea homogénea empezar a trabajar cogiendo la harina a poquitos hasta que sea difícil de trabajar por los grumos que se hacen. 

Cuando los grumos son grandes se juntan entre sí presionando la pasta y estirándola a la vez, dos o tres veces, hasta que esté compacta y regular. 

Espolvorear con un poco de harina y dejar en la nevera un mínimo de 10 minutos.


Extender con un rodillo la masa sobre una superficie enharinada, hasta dejarla bien fina. Colocar sobre el molde y extender bien en esquinas y laterales.


Reservar en la nevera unos 30 minutos.

Cortar un trozo de papel de hornear, algo más grande que el molde. Colocarlo encima de la masa y rellenar con bolas cerámicas de hornear o legumbre seca.  Hornear unos 15 minutos a 180º. Retirar del horno y reservar.

Mientras la masa se hornea preparar el relleno.

Calentar el aceite de oliva en una sartén. 

Laminar 1 diente de ajo y saltearlo un minuto. 

Añadir los rebozuelos, limpios y cortados y sofreír hasta que estén tiernos. Salpimentar.


En la misma paella, sin sacar las setas, añadir las hojas de espinacas y saltearlas dos minutos.


En un cuenco batir la crema de leche, la leche, los huevos, el queso y una cucharadita de mostaza. Aderezar con pimienta.

Sacar la tarta del horno. 

Pintar la base con un poco de mostaza.


Repartir las setas por su interior y rellenar con la crema batida.


Hornear durante 30 minutos a 160º





Otras recetas que he preparado con setas:

Risotto de rebozuelos
Croquetas de risotto de setas con corazón de foie
Empanadillas de calabacin setas de cardo y queso de cabra
Mini cazuelitas de pasta brisa con setas
Mini tatin de tomate y verduras
Calabacines rellenos de verduras
Cuscus con espárragos trigueros y setas
Garbanzos con espinacas y setas
Lentejas con arroz y verduras
Hamburguesas vegetales
Kebab con verduras al horno
Pollo rustido con setas
Calzone de setas y espárragos trigueros
Pastel de verduras con hojaldre