lunes, 8 de abril de 2013

LOMO RELLENO DE QUESO Y BEICON

Hoy os traigo una receta, que aunque parece larga, es muy fácil de preparar. 

Os explico cómo cortar el lomo para abrirlo pero podéis pedir en la carnicería que os lo abran y lo dejen listo para rellenar. 

La carne rustida tiene la ventaja que la puedes preparar en un momento y dejarla preparada, sobretodo ahora que viene el buen tiempo y apetece tanto salir a pasear o hacer actividades al aire libre. Basta dejar todo preparado y así, al llegar a casa mientras se calienta la salsa ponemos la mesa y listo, una comida de 5 tenedores ;-)


Ingredientes:

Una pieza de lomo de 1,5 kg
4 cebollas
5 dientes de ajo
4 lonchas de queso (abarti, emental, gruyere, ...)
4 lonchas de beicon ahumado
1 copita de brandy
250 ml de caldo
1 manojo de hierbas (laurel, tomillo, ...)
aceite, pimienta y sal


Cómo se hace?

Coger la pieza de lomo y la abrir por la mitad, haciéndole un corte longitudinal, como un libro.








Hincamos el cuchillo en el vértice haciendo un corte plano del centro hacia los extremos. Primero un lado y después el otro.






Nos quedará una pieza más o menos rectangular que nos irá de fábula para rellenarla.





Salpimentar la carne. Encima poner las cuatro lonchas de queso y las cuatro tiras de beicon.






Enrollar por el lado más largo cómo si hiciéramos un brazo de gitano.




Una vez está enrollado, y para que mantenga la forma durante el proceso de horneado, lo podemos atar con hilo de cocina, o bien con unas tiras de silicona. Las mías son de la casa Tescoma y son súper prácticas. (Las llaman Cordón para alimentos DELÍCIA,y me costaron unos 6 euros).




Poner un poco de aceite en una rustidera


Y hacer una cama con la cebolla cortada a juliana y unos dientes de ajo. Poner la carne encima y hornear, 20 minutos a 200º



Añadir el brandy y dejar evaporar un par de minutos. Añadir las hierbas y el caldo caliente y hornear 25 minutos más



Sacar del horno. Poner la carne en una bandeja para que repose y se enfríe. Siempre es mejor cortarla en frío. Poner la salsa en un cazo. 



Cuando vayamos a servir sacar las tiras o los hilos de la carne y cortarla a rodajas. Calentar la salsa y pasarla por la batidora.




Servir acompañado de arroz blanco y una cucharada generosa de salsa.