martes, 13 de noviembre de 2012

CONFITAR



Confitar un alimento en aceite consiste en cocerlo muy despacio totalmente sumergido en grasa y no tiene nada que ver con freírlo. 

La técnica es muy sencilla sobretodo si tenemos en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Normalmente usaremos un buen aceite de oliva virgen extra. En algunos casos podemos usar otro tipo de grasas (mantequilla clarificada, grasa de pato,...) pero en general a mi me gusta usar un buen aceite.
  • Cantidad suficiente para que el producto que vayamos a confitar esté totalmente sumergido.
  • El aceite no tiene que hervir bajo ningún concepto y dejaremos el producto hasta que esté tierno. El tiempo dependerá mucho del tipo de pieza y de lo grande que sea.
  • Se pueden añadir hierbas aromáticas, ajos, pimientas, ... para darle sabor a nuestro confit.
  • El aceite, como no habrá hervido, podremos guardarlo y usarlo para cocinar normalmente (cocidos, rustidos, ...)
  • El confit es un tipo de conserva, y como tal puede usarse para conservar la mayoría de alimentos. Funciona realmente bien para confitar carnes y pescados, especialmente los más grasos como pato, cerdo, foie gras, salmón o atún y verduras como pimientos, tomates, cebollas, ajos, espárragos ...
  • La temperatura dependerá del tipo de alimento que estemos confitando pero en general oscila entre los 65 y 80º.