lunes, 19 de noviembre de 2012

BIZCOCHO DE CHOCOLATE CON CREMA DE NARANJA


Ingredientes:
175 gr de chocolate de cobertura
112 gr de mantequilla
300 ge de agua
1 yema y 2 claras de huevo
200 gr de azúcar
200 gr de harina
1 cucharadita de levadura química
1/4 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de bicarbonato

Para la crema de naranja:
3 huevos
100 g. de azúcar
ralladura de la piel de una naranja y de un limón
120 gr de zumo de naranja
30 ml  de zuo de limón
30 gr. de maicena
25 gr de mantequilla



Cómo se hace (bizcocho):
En un cazo poner el agua, la mantequilla y el chocolate y fundir a fuego bajo. Remover bien y reservar.

Batir los huevos y añadir a hilo la preparación anterior sin dejar de batir. Añadir el azúcar y después la harina tamizada con la sal y el bicarbonato.

Engrasar un molde desmontable con un poco de mantequilla y enharinarlo. Poner la masa y hornear a 170º unos 35 minutos.

Cómo se hace (crema de naranja):
Mezclar dos cucharadas de azúcar con las ralladuras. En un cazo poner los zumos, el azúcar con las ralladuras y dejar hervir 5 min. Colar. 

Batir los huevos con el resto de azúcar y blanquearlos bien. Después añadir la maizena y cuando esté completamete integrada mezclar con el almíbar que hemos preparado anteriormente. 

Poner de nuevo a fuego bajo removiendo constantemente hasta conseguir una textura de crema. 

Apagar el fuego, añadir la mantequilla y reservar la crema en la nevera hasta que vayamos a usarla.



Montaje del pastel:
Dejar enfriar completamente el bizcocho. Abrirlo por la mitad y rellenar con la crema de naranja. Se puede dejar así o ponerle una cobertura de chocolate.


*   *   *

Yo cuando lo hice no esperé a que se enfriara el bizcocho. Lo corté por la mitad  lo unté con la crema y al ir a poner la tapa se me rompió en mil pedazos. Estuve a punto de tirarlo todo pero lo que hice fue lo siguiente. 

Cogí un molde de silicona con forma de semiesfera y puse toda la masa dentro y un poco más de crema de naranja. Con la cuchara fui apretando bien para que cogiera la forma. Lo dejé un rato en la nevera, lo desmoldé y lo cubrí con una ganache de chocolate y con la manga le hice unos rosetones en la base. El resultado acabó siendo bastante digno y lo más importante, estaba buenísimo. 

Es que el chocolate con la naranja combinan a la perfección!