miércoles, 11 de mayo de 2016

PASTEL FRÍO DE VERANO

No se en el resto pero aquí está haciendo más frío que en febrero y casi que apetece más un plato de sopa que un pastel frío pero tenía ganas de compartir con vosotros esta receta.

La base es la de siempre, pan de molde y el relleno que más apetezca o guste: salmón ahumado, aceitunas, huevo duro, atún, pepinillos, maíz, remolacha, alcaparras, zanahorias, rábanos, queso de untar, maonesa, tomáte, lechuga, .... lo que imagines estará bien.

Lo único que cambia en este mío es la manera de presentarlo.

Normalmente se cubren con mayonesa y se decoran con las típicas tiras de pimiento y aceitunas o unas rodajas de huevo duro pero yo hice una versión un poco más festiva.

Espero que os guste!



Versión individual


Ingredientes:
Pan de molde sin corteza
10 rábanos
3 zanahorias
1 nabo
1 remolacha cruda
1 pepino
10 tomates cherry
5 pepinillos
1 aguacate
15 aceitunas verdes
3 huevos duros
6 palitos de cangrejo
1 lata de atún en aceite
80 gr. de maíz dulce
5 mazorquitas en vinagre
2 cucharadas de maionesa
2 cucharadas de salsa de tomate
60 gr. de queso de untar
Brotes de alfalfa
Cebollino

Herramientas
Cuchara de París o sacabolas
1 cuchillo muy afilado
Mandolina
Cortapastas pequeños con formas florales
Palillos de madera
  
Cómo se hace?

Llenar un cuenco con agua fría y unos cuantos cubitos y disponer las herramientas y las verduras que usaremos para la decoración.

Estas herramientas son profesionales pero
se puede hacer igualmente con un buen
cuchillo y un poco más de paciencia

Limipar los rábanos. Cortarlos longitudinalmente sin llegar al final y depositarlos en agua fría.


Pelar las zanahorias y cortarlas por la mitad. Con la punta hacer cortes longitudinales igual que con los rábanos y dejar en agua fría. Hacer lo mismo con dos pepinillos.


En la otra mitad hacer hendiduras longitudinales por todos los lados y luego cortar rodajas con la mandolina. Quedarán con forma de flor. Dejar en agua fría. 

 

Pelar la remolacha, el nabo y el pepino y cortar a rodajas finas. Con los cortapastas sacar unas flores. Dejar en el agua fría.

El agua fría además de conservar las decoraciones para que no se oxiden hace que los pétalos de las flores se abran.


Forrar un molde de 20 cm. de diámetro por 12 cm de alto, con papel film. Cubrir la base con pan de molde. En este caso, al ser un molde redondo tuve que recortar las rebanadas de pan para que se adaptaran. No es problema porque después no se veran las costuras. 

Cubrir la base y las paredes.

 

Disponer tres platos. 

En uno pondremos los palitos de cangrejo, el atún y los restos de zanahoria que nos hayan quedado de las decoraciones. Triturar con un procesador de alimentos. Mezclar dos cucharada de salsa de tomate. Remover bien y poner en la base del molde. Alisar la superfície con una cuchara y cubrir con una capa de pan de molde.



En otro plato poner medio aguacate, las aceitunas y tres pepinillos. Triturar y poner encima de la capa de pan de molde. 


 


En otro plato poner los tres huevos duros y el maíz. Triturar. Añadir dos cucharadas de mayonesa, remover bien y poner encima de la capa de pan de molde. Alisar con la cuchara.


 

Con unas tijeras hacer cortes longitudinales en el pan de molde que sobresale y doblar encima de la masa de huevo y maíz. Acabar de tapar con pan de molde.

  

Cubrir con papel film y poner un peso encima. Reservar media hora en la nevera.

Sacar de la nevera y desmoldar girando encima de un plato. Sacar el papel film con cuidado.

Cubrir completamente con una capa fina de queso de untar.

 

Escurrir las flores que estaban en agua y secar con papel de cocina.

Sacar unas cuantas bolas al medio aguacate que tenemos reservado. 

Lavar las hojas más pequeñas de la remolacha y disponer todas las verduras con las que vamos a decorar.




Con la ayuda de palillos para dar volumen al plato, ir colocando las flores encima del pastel. 



Colocar tiras de cebollino alrededor de las paredes y una cenefa de flores de zanahoria.




También se puede hacer en formato individual. Para ello forrar unos boles pequeños con papel film. Es interesante que sean perfectamente redondos. Cubrir con pan de molde y llenar con la mezcla de ingredientes sin separar por capas y cubrir con un círculo de pan.

 
 

Tapar con film y dejar en la nevera media hora con un peso encima.

Cubrir con queso de untar y decorar al gusto. 



Y este es el aspecto que tiene el corte del pastel grande, en el que se diferencian las capas por colores.