miércoles, 25 de mayo de 2016

MACEDONIA DE FRUTAS EN UN CAPARAZÓN DE TORTUGA



El 23 de Mayo es el Día Mundial de las Tortugas y sirve para concienciar, informar y defender unos de los reptiles más antiguos: las tortugas!


La American Tortoise Rescue implemento ese día para concienciar a la población mundial sobre la necesidad de mejorar el hábitat de las tortugas y frenar la extinción de este tipo de animales.

La tortuga es un reptil vertebrado y poiquilotermo (puede regular su temperatura en función de la temperatura ambiental).

Su cuerpo está formado por dos partes, una es el tronco y la otra el caparazón que sirve para proteger los órganos de su cuerpo y sólo sobresalen las patas anteriores y posteriores, la cabeza y la cola.

El caparazón a su vez tiene dos partes diferenciadas, el plastrón que es la parte inferior semirrígida o ventral y el espaldar, la parte superior dura o dorsal.


Mayoritariamente las especies de tortugas de tierra son vegetarianas, aunque también las hay omnívoras. 



Para celebrar este día alrededor en todo el mundo se realizan diversas actividades de concienciación y yo aporté mi granito de arena con esta macedonia de frutas dentro de un caparazón.

Bien bien lo de hoy no es una receta, es la explicación de un procedimiento, de cómo lo hice. Yo no soy especialista en escultura de frutas, a la vista está, jajaja, Hay gente, sobretodo en Asia que hacen auténticas maravillas, y como explicarlo en palabras me parece muy complicado he hecho unos dibujos que creo que ayudan a ver mejor cómo se hace.

Hace unos años los Reyes me trajeron unas herramientas fantásticas que son lo más afilado que hay en mi casa. Es un juego de gubias y formones profesionales para hacer esculturas frutales. El regalo también se acompañaba de un libro para aprender ha hacer estas maravillas, pero esto requiere tanta técnica y tanta práctica que nunca encuentro el tiempo de ponerme a ello. Y como dice mi madre, "les bones eines fan les bones feines" (o sea, las buenas herramientas hacen bien los trabajos) tener unas buenas herramientas ayuda bastante a que el resultado sea óptimo.

Espero que os animéis. Hoy ha sido una tortuga pero seguro que se pueden hacer otros animalejos o caras o paisajes... imaginación al poder!


Ingredientes:

1 sandia de cáscara verde sin pepitas a temperatura natural
1/2 piña natural
Frambuesas
Arándanos
O cualquier fruta que os guste y sea de temporada

Gubias y formones
Cucharilla de París
Palillos
Rotulador permanente



Cómo se hace?

Hacer tres cortes longitudinales en la sandía tal como indica el dibujo.

Poner la sección A como si fuera un cuenco y con la cucharilla de París ir vaciando todo el interior. Reservar las bolitas.

Cortar uno de los laterales de la sección B, sólo la cáscara, y recortar con unas tijeras, las cuatro patas, la cabeza y la cola. La pulpa taparla con papel film y guardar refrigerada porqué no la vamos a usar.

Poner la sección C encima de una madera y con mucho cuidado ir marcando el dibujo que queramos. Yo lo hice a pelo pero si quieres puedes dibujar las línias que vas a cortar con un rotulador permanente. Si te equivocas, con un algodoncito empapado en alcohol puedes borrar y empezar de nuevo. Si la sandía está fría, la cáscara estará húmeda y no podrías pintar las líneas.

Lavar los arándanos y las frambuesas y dejar escurrir.


Pelar la piña y cortar a daditos regulares,

Rellenar el interior de la sección A con las bolitas de sandía, la piña, los arándanos y las frambuesas.


Yo lo serví así porqué nos encanta la fruta natural pero si sueles aliñar la macedonia con azúcar, moscatel, ... puedes hacerlo a tu gusto.

Con ayuda de unos palillos clavar las patitas, la cabeza y la cola y cubrir con el caparazón.