miércoles, 23 de enero de 2013

PAN DE BRIOCHE


Rebanada de pan de brioche con jamón dulce y una taza de te

Esta receta tiene varias cosas buenas:
  • Es fácil de hacer
  • Sirve para comer tanto con dulce (mantequilla y mermelada, crema de cacao, ...) cómo con salado (jamón dulce, queso, ...).
  • Con estas medidas se puede preparar en moldes de plum-cake y tener dos panes de un buen tamaño, o se pueden formar bolitas para tener bastantes bollitos (con esas cantidades salen unas 30/40 unidades)
  • Si hacemos bollitos se pueden congelar preparados. Si por ejemplo un día vamos a organizar una fiesta de cumpleaños, podemos prepararlos unos días antes y congelaros ya rellenos con queso, jamón dulce, ... y sacarlos del congelador un par de horas antes. Estarán perfectos.

Ingredientes:
90 g leche 
25 g levadura fresca de panadería
4 huevos medianos 
500 g harina de media fuerza  
60 g azúcar 
1 cucharadita de sal 
100 g mantequilla a temperatura ambiente


Cómo se hace:
En un cuenco poner la leche templada. Desmenuzar la levadura y mezclar bien con una batidora de varillas o una cuchara de palo para que se disuelva bien. 

Añadir los huevos y el azúcar y batir bien. Añadir la harina y la sal. Primero mezclar con la cuchara dentro del mismo recipiente y cuando empiece a estar bien ligado seguir amasando encima del mármol añadiendo a poquitos la mantequilla a temperatura ambiente amasando bien hasta integrar antes de poner otro trozo de mantequilla. 


La masa debe quedar suave y elástica y nada pegajosa.

Bolearla y dejarla en un cuenco untado ligeramente con un poco de aceite. Taparla con un trapo limpio y dejar levar una hora.

Amasar durante dos o tres minutos para desgasificar la masa. 

Dividirla en dos porciones. Con cada una de ellas hacer una plancha, del ancho del molde que vayamos a usar, y enrollarla como si hiciéramos un brazo de gitano. Colocar el rollo dentro del molde procurando que la costura quede en la parte inferior del molde. Repetir la misma operación con la otra mitad. 


Tapar los moldes con un trapo y dejar levar hasta que la masa llene por completo el molde. Unos 45 minutos.

Antes de hornear pintar la superficie con un poco de huevo batido, con cuidado de no pinchar la masa porque podría venirse abajo. 

Con el horno precalentado a 200º hornear unos 25/30 minutos, calor abajo.