jueves, 17 de enero de 2013

MELANZANE ALLA PARMIGIANA - RECETA Y PASO A PASO

Mi amiga Ariadna estuvo un año de Erasmus en Roma y allí aprendió esta estupenda receta. Un viernes me la contó mientras desayunábamos juntas. 

Al día siguiente estuve en casa de mi amigo Manel que tiene un huerto estupendo que nos surte de todo tipo de verduras y hortalizas. Aquél día me llevé berenjenas, tomates,  calabacin, pimientos, seguro que también me pondría algún huevo y con esta materia prima de primera no pude resistirme a preparar la Melanzane alla Parmigiana. 


Así que aquél domingo hicimos fiesta mayor!. Estaba riquísima!!!! Pero como sobró al día siguiente me llevé un táper a la oficina para comer y creo que estaba aun mejor que recién hecha. 

Es un poco laboriosa pero no es difícil, y el esfuerzo vale la pena, pero no te asustes, al final he puesto un Paso a Paso y ya veras que es fácil!



Ingredientes:
3 berenjenas
5 tomates maduros
600 gr. carne picada de ternera
1 cebolla
1 huevo
harina
2 dientes de ajo
Queso mozzarella
Parmesano reggiano 
Aceite de oliva virgen extra
sal


Cómo se hace:
Filetear las berenjenas a lo largo.
Echarles sal por encima y dejarlas en un escurridor para que pierdan el amargor, durante una media hora. 
Mientras cortar la cebolla. 
En una cazuela con un poco de aceite de oliva freír la carne picada. Cuando haya tomado color echarle un poco de perejil y salar. Sacar de la cazuela y reservar.
En la misma cazuela, con un buen chorro de aceite, freír la cebolla. Cuando empiece a tomar color, añadir dos dientes de ajo pelados y bajar el fuego para que la cebolla siga pochándose pero no se queme.
Pelar los tomates, despepitarlos y cortarlos a dados.
Añadir la carne y los dados de tomate a la cazuela en la que se hace la cebolla. Salar y dejar que se haga la salsa de tomate a fuego moderado, unos 15 minutos.
Mientras lavar las berenjenas bajo el grifo. Secarlas con un papel de cocina y reservar. Batir el huevo, preparar un plato con la harina y otro con un papel de cocina.
Y procedemos a rebozar las berenjenas. Primero las pasamos por huevo.
Luego por harina.
Y las freímos en una sartén con abundante aceite caliente.
Cuando estén bien doraditas las sacamos y las dejamos escurrir encima de un papel absorbente de cocina.
Rallar el queso parmesano y la mozzarella.
Coger un recipiente que pueda ir al horno y disponer todo lo que necesitamos para montar el plato.
Primero ponemos una capa de berenjenas.
Y cubrimos con una capa de tomate.
Una capa de mozzarella por encima del tomate.
Y cubrimos con más berenjena.
Otra capa de tomate.
Una capa de mozzarella
Y repetimos una vez más una capa de berenjena, otra de tomate y acabamos con una capa de queso parmesano.
Meter en el horno y gratinar 5 minutos.
Para una presentación individual con un aro emplatador cortar tres rodajas de berenjena y montar el plato para que quede tipo timbal, y nos quedará una presentación impecable.


Paso a Paso
Filetear las berenjenas a lo largo.


Echarles sal por encima y dejarlas en un escurridor para que pierdan el amargor, durante una media hora. 


Mientras cortar la cebolla. 



En una cazuela con un poco de aceite de oliva freír la carne picada. Cuando haya tomado color echarle un poco de perejil y salar. Sacar de la cazuela y reservar.



En la misma cazuela, con un buen chorro de aceite, freír la cebolla. Cuando empiece a tomar color, añadir dos dientes de ajo pelados y bajar el fuego para que la cebolla siga pochándose pero no se queme.



Pelar los tomates, despepitarlos y cortarlos a dados.



Añadir la carne y los dados de tomate a la cazuela en la que se hace la cebolla. Salar y dejar que se haga la salsa de tomate a fuego moderado, unos 15 minutos.



Mientras lavar las berenjenas bajo el grifo. Secarlas con un papel de cocina y reservar. Batir el huevo, preparar un plato con la harina y otro con un papel de cocina.




Y procedemos a rebozar las berenjenas. Primero las pasamos por huevo.
Luego por harina.
Y las freímos en una sartén con abundante aceite caliente.


Cuando estén bien doraditas las sacamos y las dejamos escurrir encima de un papel absorbente de cocina.


Rallar el queso parmesano y la mozzarella.





Coger un recipiente que pueda ir al horno y disponer todo lo que necesitamos para montar el plato.


Primero ponemos una capa de berenjenas.


Y cubrimos con una capa de tomate.


Una capa de mozzarella por encima del tomate.


Y cubrimos con mas berenjena.


Otra capa de tomate.


Una capa de mozzarella


Y repetimos una vez más una capa de berenjena, otra de tomate y acabamos con una capa de queso parmesano.



Meter en el horno y gratinar 5 minutos.


Para una presentación individual con un aro emplatador cortar tres rodajas de berenjena y montar el plato para que quede tipo timbal, y nos quedará una presentación impecable.