lunes, 3 de noviembre de 2014

ENSAIMADAS O CÓMO PADECER SANGRE, SUDOR Y LÁGRIMAS

Unas cuantas amigas cocinitas nos retamos de vez en cuando para hacer una receta. Esta vez les ha tocado el turno a las ensaimadas. Hace mucho tiempo que les tenía ganas y esta era la ocasión ideal para ponerme manos a la masa, y nunca mejor dicho porqué tela con las ensaimadas. Yo no sé si fue por el calor que hacía, o por la falta de práctica (eso seguro) pero el caso es que me costó sangre, sudor y lágrimas.

El resultado aparentemente es satisfactorio, a los catadores les gustaron, pero no me quedaron cómo yo quería. Yo pensaba que quedarían hojaldradas, pero salieron abizcochadas. Buenas, pero abizcochadas :-( 

Así que seguiré intentándolo.

De momento este es el resultado!


Ingredientes:(receta de Iban Yarza)


20 gr de harina de fuerza 
10 ml de agua 
0'5 gr de levadura fresca 
300 gr. harina de fuerza
110 gr de agua
90 gr de azúcar
1 huevo M
2 gr. de levadura fresca
Manteca de cerdo
Azúcar glas


Cómo se hace?

Ocho horas antes preparar la masa madre. 

En un tarro de cristal o similar, mezclar 20 gr de harina de fuerza con 10 ml de agua y 0'5 gr de levadura fresca. Mezclar con una cuchara y dejar tapado.

Pasadas las ocho horas, mezclar todos los ingredientes, excepto la manteca y el azúcar glas y amasar unos minutos. Dejar reposar 10 minutos. 


La masa estará pegajosa pero aunque suene raro, el reposo es una manera de amasar y así conseguiremos que haciendo varios intervalos cortos de amasado con intervalos de reposo, la masa vaya cogiendo la consistencia deseada. 

Repetir hasta que la masa esté elástica y fina. 

Bolear y tapar con un trapo limpio. Dejar reposar entre 25-30 minutos para que la masa se relaje.

Preparar las bandejas de horno con papel vegetal.

Dividir la masa en 6 porciones.


Aceitar generosamente la mesa de trabajo y con un rodillo estirar cada una de las porciones dejándola muy fina de manera que quede una tira de unos 50 cm de largo por 20 de ancho.

Untar cada tira con la manteca de cerdo cubriendo toda la masa perfectamente mientras la vamos estirando para que quede muy fina, casi transparente.

 

Cuando esté bien untada dejar reposar otros 25 minutos.

Enrollar por el lado más largo estirando y acomodando la masa para conseguir un churro largo y estrecho. 

 

Enrollar cada churro dando la forma característica de caracol que tienen las ensaimadas, pero dejar espacio suficiente para que pueda levar.

 

Tapar las bandejas con un trapo limpio y dejarlas dentro del horno apagado un mínimo de 12 horas y un máximo de 20. Esto dependerá mucho del calor que haga. En mi caso hacía mucho calor y levaron muy rápido con lo que en 12 horas estaban estupendas.

Sacar las ensaimadas y encender el horno a 180º calor arriba y abajo.

Cuando esté el horno caliente hornear las ensaimadas 18/20 minutos, evitando que se doren demasiado. En este caso poner un papel vegetal para cubrirla. 

Sacar del horno y dejar enfriar en una rejilla. 


Espolvorear con azúcar glas y comer.

 

Si queréis ver cómo lo han hecho mis compañeras aquí están sus blogs:

Paz de Galletas Mami Paz 
Isabella de La Rana de Azúcar
Cristina de El placer de cocinar con Cris
Vivi de Hoy cocina Vivi
Sònia de Encontrar la felicidad en los pequeños detalles
Teresa de Aurea's  kitchen


Hasta la próxima chicas!!! Me encantan estos retos locos con vosotras ;-)