jueves, 24 de octubre de 2013

PUDING CON NARANJA, MANZANA Y PLÁTANO


Al día siguiente de haber hecho una "calçotada" nos había sobrado mucho pan y cómo no quería tirarlo lo aproveché para hacer un puding. 

Lo bueno de este tipo de postre es que se puede hacer con cualquier cosa que tengamos. 

Esta vez lo hice con manzanas, naranja y plátano pero ahora que estamos en otoño se me ocurre que podía ponerle dados de membrillo, un poco de puré de calabaza y trocitos de castaña, o moniato, o... 




Y a ti, de qué se te ocurre hacerlo?


Ingredientes:


200 g. de pan seco
2 manzanas
1 naranja
1 plátano
3 huevos
1 yogur griego
6 cucharadas de azúcar
80 g. de mantequilla y algo más para el molde.
120 ml. de agua

Cómo se hace?

Pelar la piel de la naranja procurando no coger nada de blanco. Cortar la piel a trocitos muy pequeños. Poner un poco de agua y la piel en un cazo. Cuando hierva apartar del fuego y colar. En el mismo cazo poner los 120 ml. de agua, dos cucharadas de azúcar y la piel de la naranja y hacerlo hervir 3 minutos. Dejar enfriar.

Poner el pan desmenuzado en un cuenco, las dos manzanas cortadas a dados, el zumo de la naranja con la pulpa, el plátano a rodajas, tres cucharadas de azúcar, el yogur, los huevos y el almíbar de naranja con los trocitos de piel. 

Triturar toscamente con la batidora eléctrica (no tiene que quedar una pasta fina). 

Untar un molde con mantequilla y poner una poco de pan rallado para rebozar el fondo y las paredes. 

Echar la pasta y hornear 45 minutos a 180º. 

Dejar templar 10 minutos antes de desmoldar y luego dejar en friar completamente encima de una rejilla.