lunes, 4 de febrero de 2013

PATATAS HASSELBACK


Hacer patatas hasselback es una manera resultona de preparar unas patatas para acompañamiento o guarnición. Son fáciles de hacer, aunque un poco más laboriosas que envolver una patata en papel de aluminio (algo que no deberíamos hacer JAMÁS) para asarlas.


Ingredientes:
Patatas medianas tipo KENNEBEC (perfectas para asar) y que sean todas más o menos de la misma medida.
Queso de cabra
Beicon
tomates deshidratados

1 diente de ajo

Para el aliño
Aceite de oliva virgen extra
Orégano, pimentón dulce, pimienta negra recién molida, sal


Cómo se hace:
Lavar las patatas perfectamente, con la ayuda de un cepillo para quitarles cualquier rastro de tierra, puesto que se hornean con piel.

Ponerlas encima de una madera y cortarlas a láminas pero sin que queden separadas. Para conseguirlo podéis poner la patata entre dos palillos chinos.




Una vez cortadas, poner en un cuenco lleno de agua fría, para que desprendan el almidón y las láminas se separen.

En un cuenco poner un buen chorro de aceite de oliva y las especies. Yo he usado estas pero se pueden variar al gusto. Con un tenedor batir bien para emulsionar la mezcla.




Encender el horno a 220º arriba y abajo.

Coger las patatas, secar con papel de cocina y con la ayuda de un pincel pintarlas con el aliño, incluso entre lámina y lámina.

Ir dejando las patatas en una bandeja que pueda ir al horno y entre lámina y lámina poner pequeñas porciones de queso, beicon y tomate deshidratado. Se pueden ir intercalando o poner un sólo ingrediente en cada patata. Esto también va a gustos. También se pueden pintar sólo con el aceite y colocar laminitas de ajo entre las rodajas. Creo que cualquier combinación que se os ocurra quedará bien.


(En el sentido de las agujas de un reloj: rellena de queso de cabra
torta del casar y beicon; sólo con aliño y ajo; beicon y tomate)

Introducir la bandeja en el horno. Bajar la temperatura a 200º y dejar sólo calor abajo. El tiempo de horneado dependerá de lo grandes e incluso del tipo de patatas que usemos. Para unas kennebec medianas calcular unos 35/40 minutos.

Una vez salen del horno pintar con un poco del aceite que nos ha sobrado y servir.