martes, 19 de febrero de 2013

HOGAZA DE PAN DE ESPELTA



La forma de este pan esta inspirada en las típicas Cocas de Pan del Empordà. Cuando vamos a  Cadaquès es típico comprar un par de cocas para ir en barca a hacer un pícnic a cualquier calita alejada de la bahía. 

Del verano guardo, entre otros, el recuerdo del sabor de este pan, sin apenas miga, que va estupendo para hacer pan con tomate y que está delicioso, al día siguiente, tostado y untado de mantequilla y mermelada.

El que compramos es de harina blanca, este sólo está inspirado en la forma, de sabor este es mucho más rudo, es lo que tiene la espelta, pero es, a su vez, muy aromático.

Aiiiii veranito!!!!


Ingredientes:
250 gr de harina de fuerza
250 gr de harina de espelta
10 gr de levadura
10 gr de sal
350 gr de agua
Aceite

Cómo se hace?
Poner las dos harinas y la sal en un cuenco y mezclar bien. Hacer un hoyo en medio y echar el agua tibia. Disolver la levadura cogiendo un poco de la harina de los bordes y dejar activar unos 20 minutos en un lugar templado. Se verá que el líquido empieza a hincharse y se llena de burbujas. Mezclar bien con una espátula y cuando esté todo muy ligado poner encima de la mesa ligeramente untada con aceite y amasar unos 5 minutos. Hacer una bola y dejar en un bol untado de aceite y tapada con un trapo durante una hora o hasta que haya doblado su volumen. 

Desgasificar y volver a amasar, con las manos untadas de aceite, hasta conseguir una pasta elástica y brillante.


Encender el horno a 220º, fuego abajo, y poner un recipiente con agua.

Con un rodillo estirar la masa dándole forma ovalada y con un cortante hacer los diferentes cortes. Poner en la bandeja del horno. Dejar reposar 10 minutos. Espolvorear un poco de harina por encima y pulverizar la hogaza con agua y antes de cocerla, pulverizar las paredes del horno con agua para hacer vapor. Cocer la hogaza unos 40 minutos.