jueves, 7 de abril de 2016

MOUSSE DE CHOCOLATE BLANCO DENTRO DE UN CAPARAZÓN DE CHOCOLATE



Era final de mes y tocaba publicar una nueva receta en el grupo Reto cocinillas. El caso es que he estado unos días K.O. y no pude dejar programada la entrada y aunque con retraso, hoy me puedo sentar cinco minutos frente al ordenador y acabar de editarla. 

Esta vez le tocó el turno a una mousse de chocolate blanco. Yo quería hacer otra receta pero para variar escogieron otra :-) y como soy muy terca lo que hice fue hacer la receta que tocaba pero dándole el aspecto de la que yo quería hacer. Así tengo dos en una y quién no se conforma es porqué no quiere!

La comimos de postre un día que organizamos una calçotada con unos amigos y creo que gustó bastante :-)



Espero que a vosotr@s también os guste!



Ingredientes:

Para el bizcocho
6 huevos
300 g de azúcar
1 pizca de sal
175 g de harina repostería
50 gr. de cacao
1 cucharadita de levadura química

Para la mousse
150 g. de crème fraîche.
400 ml. de nata líquida.
400 g. de chocolate blanco.
4 cm. de jengibre rallado.

8 fresones ecológicos

Cómo se hace?

Separar las claras de las yemas. Batir a punto de nieve las claras de huevo con 6 cucharadas de agua fría. Incorporar despacio 180 g de azúcar y la sal; seguir batiendo hasta que la masa brille. 


Incorporar las yemas de huevo de una en una y no añadir la siguiente hasta que la anterior no esté completamente integrada. 

Precalentar el horno a 180 °C

Tamizar la harina, el cacao y la levadura en polvo encima de la mezcla anterior y remover con cuidado. 

Repartir la masa en una bandeja forrada con papel de hornear (aprox. 30 x 40 cm). 

Hornear unos 20 minutos hasta que la masa se dore ligeramente. 


Retirar el bizcocho de la bandeja con el papel de hornear.

Cubrir con un paño de cocina limpio, humedecido y bien escurrido y darle la vuelta. Retirar el papel de hornear con cuidado, enrollar el bizcocho por la parte alargada junto con el paño y dejar enfriar.

Mientras derretir el chocolate blanco al baño maría.

En un cuenco montar la crème fraîche, batir con barillas a mano y montar para que quede un poco más ligera.

En otro cuenco batir un poco la nata hasta que tenga la consistencia de la cremê.

Juntar las dos natas y mezclar con cuidado con una espátula o las mismas barillas.

Añadir una cucharada de chocolate blanco fundido pero no caliente a la mezcla de natas, remover hasta que se incorpore, añadir otra más y mezclar. Repetir hasta que se haya unido todo el chocolate a la mezcla y quede una crema suave y homogénea.

Lavar los fresones y cortar a daditos pequeños. Añadir el jengibre rallado y mezclar perfectamente. Dejar macerar cinco minutos.


Desenrollar el bizcocho con cuidado. Napar con una capa de mousse de un cm de grueso y enrollar como si hiciéramos un brazo de gitano.


Cortar todo el rollo a rodajas e ir colocando en un molde cóncavo forrado con papel film para ir rellenando bien todas las paredes.


Poner las fresas en el resto de nata y llenar el hueco interior que ha quedado al poner las rodajas de bizcocho en el cuenco. Dejar reposar en la nevera para que cuaje un par de horas como mínimo. Yo lo dejé toda la noche.

Desmoldar girando el bol y sacar el papel film con cuidado. 



Os dejo los enlaces de mis compañeras de reto por si queréis ver cómo la han presentado:

Susana de http://teconlimonycanela.blogspot.com/2016/03/mousse-de-chocolate-blanco-creme.html
Mavi de http://mandarinasymiel.blogspot.com.es/2016/03/mousse-de-chocolate-blanco-y-jengibre.html
El horno de Mar de http://elhornodemar.blogspot.com/2016/03/mousse-de-chocolate-blanco-y-jengibre.html
Catina, la cocina de catina de