viernes, 15 de abril de 2016

GATEAU BASQUE

Esta es otra de estas recetas que tenía en el punto de mira desde hace tiempo. Un Gateau Basque! Y la excusa perfecta para decidirme a hacerla es enredar a unas cuantas amigas para que me acompañen y hagan cada una su versión.

De este pastel sabía el nombre y el aspecto pero poco más. Así que tuve que buscar información y varias recetas para hacerme una idea de cómo elaborarla. El problema que tienen estos platos que nunca has probado es que no estás segura de cual es la mejor receta. Si conoces un plato o un sabor determinado, más o menos la intuición te dice cómo se debe hacer o al leer una receta te das cuenta de si está bien o mal explicada o de si le falta o sobra algún ingrediente.

En este caso he encontrado miles de versiones, con crema, con mermelada, con frutos secos, con un poco de todo. Unos dicen ser puristas y lo hacen de mermelada y otros dicen ser originales y lo hacen sólo de crema ¿? menudo dilema!!!

Así que escogí una solución salomónica y lo hice mixto, de crema y de mermelada :-) Tampoco es que me haya inventado nada porqué hay otras recetas que dicen ser tradicionales y que se hacen así. 

Otra vez la haré sólo de crema y otra sólo de mermelada y de este modo podré comparar :-) y tener criterio propio.

El pastel es originario del País Vasco Francés, concretamente de Cambo-les-Bains y a finales de septiembre o principios de octubre celebran la fiesta del Gateau Basque. Algún día me gustaría ir y presentarme al concurso e incluso ganarlo ;-) pero de momento os dejo con la receta que he hecho, a ver qué os parece.

Espero que os guste!



Ingredientes:

Para la masa:
250 gr. de mantequilla pomada
215 g de azúcar moreno
4 pizcas de sal marina
125 g de almendras molidas
ralladura de 1 limón
5ml. de vainilla líquida
2 huevos medianos 
310 gramos de harina todo uso
3 gr. de levadura en polvo 

Para la crema
500 ml de leche 
120 g Azúcar 
3 yemas de huevos 
4 cucharas de fécula de maíz 
1 astilla de canela 
50 g de mantequilla 
1 cucharadita de vainilla 
La corteza de medio limón 

Cómo se hace?

La masa:
Batir la mantequilla pomada. Añadir el azúcar y seguir batiendo hasta que adquiera una textura cremosa y aumente de volumen. Añadir los huevos de uno en uno procurando que esté bien integrado el primero antes de poner el segundo, añadir la sal, la vainilla y la ralladura de limón.

Tamizar la harina con la levadura y mezclar con la harina de almendra. Añadirlo a la mezcla de mantequilla y mezclar con una espátula de silicona sin batir y sin trabajar demasiado. Tapar con papel film y dejar refrigerar 24 horas.

La crema:

Poner en una cacerola la leche (reservar un poquito), el azúcar, la canela y la corteza de limón y calentar a fuego lento hasta que hierva. Apartar del fuego.

En un cuenco, disolver la fécula de maíz con un poquito de leche fría y mezclar con las yemas previamente batidas.



Agregar esta mezcla, a hilo, en la mezcla anterior, removiendo continuamente para que no cuaje.


Acercar nuevamente al fuego muy suave y sin dejar de remover, con una espátula de madera, dar vueltas hasta que quede una crema homogénea y espesa. 


Apagar el fuego y mezclar la mitad de la mantequilla con la crema. 

Alisar la superficie y frotar la otra mitad de la mantequilla por encima. De esta manera crearemos una capa oleosa que evitará que se reseque con el aire. Dejar enfriar completamente.

Montaje:

Forrar un molde de 20cm. de diámetro con papel vegetal.


La masa es muy pegajosa y se tiene que trabajar rápido para que no se caliente. Se puede estirar con las manos o con un rodillo pero poniendo film transparente arriba y abajo para evitar que se quede pegada.

Quitar el film y cubrir la base del molde con la plancha de masa y las paredes hasta una altura de 3 cm.




Rellenar con la crema y encima una capa fina de mermelada de cerezas salvajes.



Cubrir con una plancha de masa. Presionar los bordes para que quede perfectamente sellada.


Pintar con huevo batido y con un tenedor decorar la superficie. Los dibujos suelen ser muy simples, Cenefas simétricas o rallas verticales y horizontales. 


Hornear 45 minutos a 180°. 

Sacar del horno y dejar 10 minutos dentro del molde. Pasado este tiempo desmoldar y dejar en una rejilla para que se enfríe completamente.



Cosas que me han gustado / cosas que no me han gustado:


Me ha gustado la presentación. Queda muy bonito antes de cortar.
No me ha gustado que quedara tan dulce. Para mi gusto demasiado.
Me ha gustado la masa. A pesar de ser tan pegajosa se trabaja fácil y una vez cocida queda muy ligera y deliciosa. La almendra y la mantequilla le dan un toque muy francés.
No me ha gustado que puse mucha crema porqué hice el pastel demasiado alto y quizás quedó demasiado líquida. 
Me ha gustado saber que tendré que repetirlo, o mejor, este verano tendré que ir a Francia para probarlo y así lo haré en condiciones. Quiero estudiar de primera mano textura, sabor, ...
No me ha gustado que saliera tan líquido. Lo llevé a la oficina y al cortar se desparramó todo. Se tuvo que comer con plato y cuchara :-)
Me ha gustado que haya unas cuantas locatis que me acompañaran y estuvieran dispuestas a buscar información, preparar una receta y mostrarnos el resultado. Si queréis verlo, aquí están:


Chus - http://siguiendoanenalinda.blogspot.com.es/
Merche - http://hogarybrasas.blogspot.com/2016/04/pastel-vasco-o-gateau-basque.html 
Nieves - http://nievesgarciaberenguer.blogspot.com.es/
Paz - http://galletasmamipaz.blogspot.com.es/
Vivi - http://hoycocinavivi.blogspot.com.es/



De fondo podéis ver una botella de Patxaran casero del que hace mi marido cada año. Como buen navarro tiene que hacerse su propio brebaje. El último día de vacaciones en Navarra es ritual bajar al río a buscar los arañones. Los dejamos macerando en anís hasta Navidad y el día de Sant Esteve se saca después de comer para catarlo. Yo participo en la recolecta y haciendo las etiquetas y siempre acabo catando un poco para ver si ya me gusta pero pasan los años y no me acostumbro al sabor de jarabe de la tos que tiene, jajaja!