martes, 30 de septiembre de 2014

TARTA DE HIGOS CON CREMA DE NUECES



Otro mes más una receta de reto. Cuantos van ya?

Aprovechando que los higos están en todo su esplendor propusimos esta tarta. Fácil de hacer y además de bonita estaba muy buena ;-)

La llevé de postre a la comida comunitaria que hicimos en la Fiesta Mayor del barrio y voló en un pispas.

Si vais a hacerla es mejor tener todos lo ingredientes preparados y montarla en el último momento. La pasta brisa es muy delicada y al llevar un relleno húmedo puede hacer que se rompa muy fácilmente.

Espero que os guste!




Ingredientes

Para la masa quebrada

250 g harina normal
125 g mantequilla fría, en dados
2 yemas de huevo

un pellizco gordo de sal



Para el relleno
200ml nata para montar
100g. de queso mascarpone
30ml de licor de nueces (baileys, coñac, ...)
10 higos, cada uno cortado en 8 trozos
1 cucharada de azúcar integral
un puñado de nueces a trocitos
4 cucharadas de lemond curd
1 manojo de menta fresca

Cómo se hace?

Lavar bien los higos y cortarlos a octavos. Reservar.


Poner la harina y la mantequilla en un robot de cocina y pulsar hasta obtener como migas. (en thermomix 20seg.  vel. 4)

Si no tienes robot, usa las manos y 
en un cuenco mezcla la mantequilla y la harina sin amasar, pellizcando la harina para ir integrando la mantequilla y conseguir que la mezcla sean migas pequeñas.


Añadir las dos yemas ligeramente batidas (reservar una cucharadita para pintar la tarta) y un pellizco de sal y brisar la masa y finalmente juntar todo en una bola.

Envolver en papel film y dejar reposar en la nevera media hora.
Transcurrido ese tiempo, sacar del frigo y dejar que se temple un poco.

Precalentar el horno a 180ºC.

Extender la masa en una superficie enharinada y dejar de medio centímetro de grosor aproximadamente. 

Forrar una bandeja de horno de 25x15cm con la masa, haciendo unas paredes de uno 4 o 5 cm. La masa quebrada casera se suele deshacer con facilidad. No pasa nada, con los dedos tapar las grietas y recomponer los trozos que desmoronen.

Si el molde es ondulado marca bien las paredes para que la masa se adapte a la forma. SI como en mi caso las paredes son lisas puedes marcar la parte superior del borde con un cuchillo para hacerle un dibujo o con um poco de pasta hacer bolitas para decorarlo.

Dejar en la nevera 15 minutos para que repose.

Sacar la tarta. Cortar un trozo de papel vegetal del tamaño de la base de la tarta. Ponerlo en el fondo y cubrirlo con pesas de hornear o garbanzos secos.


Pintar los bordes con la yema que hemos reservado mezclada con una cucharadita de agua.

Hornear entre 20 y 25 minutos, o hasta que la masa se vea seca al tacto. Sacar del horno y reservar.


Montar la nata. Cuando esté firme añadir el azúcar y el mascarpone y mezclar con movimientos envolventes. Añadir las nueces picadas a trozos grandes, las hojas de menta picadas y el licor. Mezclar de forma homogénea. 

Cuando la tarta esté completamente fría, pintar la base con el lemond curd. Poner la crema de nata por encima y decorar con los higos.


Rallar un poco de lima por encima y servir.


Y si queréis ver otras maneras de preparar la misma tarta: