martes, 9 de septiembre de 2014

CAKE DE KÉFIR CON ARÁNDANOS Y MANZANAS

Sigo con mi incursión por los blogs de tierras lejanas, inspirándome y adaptando recetas e ingredientes. Hoy os traigo un cake distinto. Tiene una textura que asemeja un puding, sin serlo. El sabor recuerda al de la tarta de manzana, sin serlo. 

Os lo recomiendo. Siento que las fotos no plasmen lo apetitoso que estaba pero lo llevé a la oficina y gustó mucho. Si os animáis ya me diréis.

Espero que os guste!


Ingredientes:

4-5 manzanas
125 gr. de arándanos
1 cucharada de sémola de maíz
4 cucharadas de harina de maíz
1 cucharada de azúcar moreno
1 sobre de levadura química
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de canela en polvo

1/2 cucharadita de vainilla
0,5 litros de kéfir o suero de leche (aproximadamente)
2 huevos
4 cucharadas aceite
50 gr de mantequilla



Cómo se hace?

Mezclar el azúcar, la sémola, la harina, la sal, la levadura y la vainilla.



Agregar los huevos y la mantequilla y mezclar perfectamente. 

Añadir el kéfir lentamente y con cuidado. Añadir sólo la cantidad que nos permita obtener una mezcla con una consistencia similar a la nata líquida. Agregar los arándanos y mezclar. 


Dejar reposar en la nevera durante 30 minutos. Transcurrido este tiempo la harina y la sémola se habrán hinchado y la masa no será tan líquida.

Engrasar generosamente el fondo de un molde con mantequilla.

Cortar las manzanas en 6 gajos cada una y colocarlos en la base del molde. Espolvorearlas con azúcar y canela.

Verter la masa con cuidado por encima de las manzanas

Hornear unos 40 min. a 180º. Yo con 30 minutos tuve suficiente pero recordad que cada horno es un mundo ;-)

Dejar enfriar el pastel antes de desmoldar.

Antes de servir espolvorear un poco de azúcar glas por encima.