viernes, 13 de septiembre de 2013

TARTA DE FRUTAS DE VERANO

Hay un día en el que no sabes por qué, pero al llegar a casa te das cuenta de que el verano ha terminado. Quizás es la forma de las nubes  o este amarillo incipiente que se adivina en los árboles, o una forma especial, casi metálica que tienen de piar los pájaros o el ruido a madera seca que hacen las hojas de los árboles. No se exactamente qué es, pero hoy he sabido que ya no estamos en verano.



Se van los calores de Agosto y con él las vacaciones, los días del "dolce fare niente", la playa y la piscina, las tardes de lectura relajada, ... 

Pero para que no sea tan duro la naturaleza ideó los higos y pensó que irían geniales para endulzar la vuelta a la rutina. 


Y después tendremos las setas, y luego las naranjas, y...
Una de las cosas que más me gusta cuando regreso de Navarra es acercarme a las dos higueras que tenemos en el jardín para ver cuantos días me quedan de espera. Normalmente son pocos, 5 o 10. 

Este año han pasado casi 3 semanas antes de poder coger suficientes como para hacer alguna cosa con ellos.

El problema es que del cesto que cogí me comí la mayoría "a palo seco". 

Ohhhh están riquísimos!!! 

Con los cuatro o cinco que salvé de mis garras y unas nectarinas preparé una deliciosa tarta para acompañar el café del domingo.


Ingredientes:

170 g. de harina
1/2 cucharadita de sal
4 cucharadas de azúcar moreno
150 g. de mantequilla sin sal fría y 50 g. más para el puré
1 huevo, batido
1 Kg de frutas tipo melocotones, nectarinas, higos, albaricoques, ciruelas
2 manzanas 
2 cucharadas de azúcar glas

Cómo se hace?

Mezclar la harina, la sal y 2 cucharadas de azúcar en un procesador de alimentos o recipiente. Cortar la mantequilla que esté muy fría a dados y añadir a la mezcla de harina. Cuando tenga un aspecto arenoso añadir a hilo el huevo batido con tres cucharadas de agua fría. Cuando empiece a ligar acabar de amasar a mano. Bolear la masa y reservar en la nevera 30 minutos.


Mientras pelar las manzanas y cortarlas a gajos. Poner en un cazo con la mantequilla y cocer a fuego lento (con el cazo tapado) unos 15/20 minutos. Cuando la manzana esté blanda chafar con un tenedor y reservar.

Mientras limpiar y cortar las frutas a gajos, a rodajas, o como más nos guste. 


Sacar la masa de la nevera y estirar con el rodillo para poder forrar un molde de pared baja previamente engrasado. Cortar un círculo de papel para cubrir la pasta y encima poner bolitas de hornear o unos garbanzos para evitar que la masa se infle o se deforme al cocer.


Hornear a 180º unos 10 minutos. Sacar del horno, quitar las bolitas y el papel y hornear 10 minutos más.


Sacar del horno. Rellenar con el puré de manzana e ir colocando las frutas encima. En este caso empezando desde el aro exterior.




Espolvorear con una pizca de azúcar moreno y hornear 25 minutos más.


Una vez frío espolvorear con el azúcar glas.