jueves, 17 de marzo de 2016

CALAMARATA PIE - PASTEL DE MACARRONES

Esta es una receta que tenía en pendientes desde hace muchisimos años y que no se porqué nunca acababa de decidirme a hacer. El caso es que el otro día tenía que hacer un tiramisú para una celebarción familiar y fuí a una tienda de especialidades italianas a comprar los auténticos lady fingers y mascarpone, y ya de paso, me agencié varias delicatessen. Entre otras cosas compré mozarella de búfala, parmesano regianno, tomate concentrado, y diversos paquetes de pasta, entre ellos medio quilo de Calamarata. 

Los calamarata son como unos macarrones pero más cortos y mucho más anchos. Normalmente para hacer este pastel se usan los penne rigate pero yo lo hice así y quedó genial. Eso sí, hice una salsa con muchas verduras y carne. Supongo que el día que lo haga con macarrones haré una salsa más líquida para que pueda entrar por dentro de la pasta. A saber, hecho con esta pasta gana protagonismo la salsa y hecho con macarrones hay más pasta que salsa. Dos opciones cada una igual de buena ;-)

Espero que os guste!



Ingredientes:
500 gr. de pasta Calamarata (en mi caso de la marca Garofalo, una pasta italiana de grano duro que es buenisima!)
250 gr. de carne de ternera picada
250 gr. de carne magra de cerdo picada
1 cebolla
2 zanahorias
1 calabacín
10 champiñones
1/2 rama de apio
1 berenjena pequeña
3 dientes de ajo
2 Kg de tomate maduro
200 gr. de parmesano regiano
50 gr. de mantequilla
orégano
aceite, sal



Cómo se hace?

En una sartén sofreír la carne y reservar. 

En la misma sartén con un poco de aceiteo sofreir la cebolla y dos sientes de ajo picados y cuando empiece a tomar color añadir la berenjena y los champiñones.  Cuando estén casi hechos añadir el calabacín, la zanahoria y el apio. Salar y saltear 5 minutos. Añadir el otro diente de ajo picado y el tomate pelado y cortado a daditos.


Sofreír 10 minutos, rectificar de sal y si está muy ácido echar una cucharadita de azúcar removiendo bien. Añadir la carne y dejar haciendo chup-chup uno 10 minutos a fuego moderado.


En una olla grande poner cinco litros de agua y llevar a ebullición. Echar un uñado de sal y hervir la pasta según las instrucciones del fabricante.

Mientras reparar un molde desmontable y cubrir toda la base con un poco de salsa de tomate.

Cuando la pasta esté al dente colar e ir colocando en el molde de forma ordenada y en vertical.

  

Con mucho cuidado echar la salsa de tomate por encima procurando que entre en cada uno de los cilindros. Come en mi caso la salsa era muy espesa me ayudé de una cucharilla paraasegurar que todos quedaban llenos de salsa. Echar el resto de la salsa por encima.


Cubrir con una capa generaosa de parmesano rallado, daditos de mantequilla y espolvorear una cucharada de orégano por encima.

Poner en el horno a gratinar 5 min. o hasta que esté bien tostadito. 

Servir caliente y disfrutar!