miércoles, 22 de abril de 2015

TARTA DE LIMÓN Y PISTACHOS



Para este mes, en el reto Color y Sabor de temporada teníamos dos posibilidades, limón o pimientos. 

Estuve dudando hasta el último momento pero como en casa no son muy amantes de estos últimos, me decidí por esta tarta y la verdad es que estoy muy contenta con el resultado. Ha quedado riquísima. Es muy fácil de hacer y os la recomiendo mucho. 

Espero que os guste!



Ingredientes:
Para la crosta
125 g de harina de trigo
125 g harina de pistacho (o de almendras)
75 g de azúcar
110 g de mantequilla
1 Huevo entero
1 cucharada de leche
1 cucharada de nata
1 pizca de sal

Para el relleno
2 huevos grandes, a temperatura ambiente
2/3 taza de azúcar
La piel de un limón rallada
1/3 taza de jugo fresco de limón
2 cucharadas de harina
pizca de sal

Para la decoración
2 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de agua caliente
6 cucharadas de pistachos tostados sin cáscara (de los salados)
1 y 1/2 cucharadas de azúcar glas y un poco más para espolvorear.

Estos son los pistachos que os irán bién para hacer la harina de pistacho. Si no encontráis podéis usar harina de almendra o pelar los típicos pistachos salados, ponerlos en remojo para poder quitarles un poco la piel (si queda algo no pasa nada), secarlos perfectamente y triturar.

Cómo se hace?


La crosta:
Mezclar el azúcar y la mantequilla con unas barillas hasta que estén totalmente integrados.

Incorporar el huevo peviamente batido y mezclar bien.

A continuación incorporar las cucharadas de leche y nata y mezclar de nuevo.

Por último y a cucharadas, ir echando las harinas y la sal hasta que se incorporen y mezclen homogéneamente.

Dejar reposar un mínimo de 1 hora la masa en la nevera. 



Precalentar el horno a 190º 

Estirar la masa con un rodillo encima de un papel vegetal, procurando que quede de medio centímetro de grueso aproximadamente. 

Untar un molde de tartas con mantequilla, cubrir con la masa y con los dedos ir adaptándola perfectamente al molde. Esto se hace mejor manteniendo el papel sobre el cual hemos extendido la masa. Una vez esté bien adaptada, sacar el papel. Cortar un redondel con un diámetro un poco mayor al de la tarta, ponerlo encima de la masa y cubrirlo con garbanzos.

Hornear 10/12 minutos. 


El relleno:
Batir ligeramente los huevos en un tazón mediano. Añadir el azúcar, la ralladura de limón, el jugo de limón, la harina y la sal, removiendo después de cada adición. Mezclar perfectamente hasta conseguir una mezcla suave. 

Reducir la temperatura del horno a 180º. 


Sacar la tarta y quitar los garbanzos y el papel y verter lentamente el relleno dentro procurando que no sobrepase la masa. Con mucho cuidado volvemos a introducir al horno y hornear hasta que el relleno esté firme, de 10 a 12 minutos. 



Sacar del horno y dejar enfriar completamente encima de una rejilla antes de desmoldar.

La decoración:

Para los pistachos confitadas, aumentar la temperatura del horno a 200° y forrar una bandeja con papel vegetal.




En un cuenco pequeño batir el azúcar y el agua caliente hasta que el azúcar se disuelva. Añadir los pistachos y azúcar glas. Revolver. Mezclar bien para que se impregnen de la mezcla. Colocar los pistachos en una sola capa encima del papel vegetal, procurando escurrir el exceso de azúcar y hornear hasta que estén crujientes, unos 8 minutos.

Con mucho cuidado de no quemarse dejar enfriar encima de un mármol untado con un poco de aceite. Si se dejan encima del papel al secarse se quedan pegados y cuesta más de quitar. 

Cuando estén fríos poner en el centro de la tarta y espolvorear con un poco de azúcar glas.


Además de esta, en el blog podéis encontrar las siguientes recetas con estos dos productos
  
Recetas con limón
  

Recetas con Pimiento
Kebab con verduras al horno