jueves, 19 de junio de 2014

MOUSSE DE CHOCOLATE BLANCO Y MELOCOTÓN CON FRUTA FRESCA

El sábado por la noche fuimos a cenar a casa de unos buenos amigos y de postre llevé esta mousse.

Las fotos no son muy buenas porqué el montaje de la tarta lo hice en el último momento pensando que el peso de la fruta que quería ponerle encima podía hundirla y al ser de noche la luz no era muy buena, pero la tarta estaba deliciosa!


Espero que os guste!


Ingredientes:
Para la base:
2 huevos
100 g de azúcar
1 pizca de sal
80 g de harina repostería

Para la mousse:
350 gr de pulpa de melocotón
400 ml. nata para montar
200 g. de chocolate blanco
50 gr de azúcar
100 gr de leche
7 hojas de gelatina

Para la cobertura:
220 gr de mermelada de melocotón ecológica
3 hojas de gelatina
1 kiwi
1 melocotón
1 necatrina
2 paraguayos
10 fresas


Cómo se hace?

Forrar una bandeja con papel de hornear y encender el horno a 170º.

Separar las claras de las yemas. 

Con unas varillas blanquear las yemas con el azúcar hasta que doblen el volumen.

Tamizar la harina y añadirla a la mezcla en forma de lluvia incorporándola suavemente con una espátula.

Montar las claras a punto de nieve fuerte con la pizca de sal y añadirlas a la mezcla anterior.

Verter la mezcla en la bandeja y hornear 12 minutos a 170º


Dejar enfriar completamente antes de usar.

Remojar la gelatina en agua fría.

Triturar la pulpa de melocotón y ponerla en un cazo con el azúcar y cocer a fuego medio unos 15 minutos. Si se quiere muy fina se puede triturar de nuevo pero a mi me gustó que quedaran trocitos finos.

Deshacer el chocolate al baño maría. Calentar la leche y desleír la gelatina. Añadir al chocolate mezclando bien con las varillas.
Cuando esté templado mezclar con la pulpa de melocotón.
Dejar enfriar


Montar la nata y añadirle la mezcla anterior con movimientos envolventes para  evitar que la nata se baje.

Con un cuchillo afilado marcar el perímetro del molde que vayamos a usar encima del bizcocho que hará de base.

Forrar la base del molde con un papel y los bordes con una tira de acetato o, en su defecto, de papel de hornear. Así podremos desmoldar más fácilmente.

Poner la base de bizcocho en el fondo del molde y encima verter la crema de melocotón encima del bizcocho  alisar la superficie con una cuchara y dejar enfriar dos horas en la nevera.

Cuando lleve una hora y media en el frigorífico poner las tres hojas de gelatina en remojo.

Calentar 150 ml. de agua y desleír la gelatina. Añadir la mermelada de melocotón y triturar perfectamente con la batidora para que quede uniforme.

Cuando se haya enfriado, pero antes de que empiece a cuajar. verter esta mezcla encima de la mousse.

Dejar enfriar un par de horas más.

En el momento de servir, se puede decorar con trozos de frutas naturales.