lunes, 31 de marzo de 2014

BOMBONES DE GALLETA Y CACAHUETE

Este mes en el reto cocinitas propusieron hacer esta receta. 

Es de todas las que hemos hecho la que menos me ha gustado hacer. Pero a los que los cataron les encantaron!!!

La verdad es que la preparación dejaba poco espacio a la imaginación y es por esto que por una vez me he ceñido a la receta dada. Eso sí, reduciendo a la mitad el azúcar que marca porque siempre encuentro exagerada la cantidad que usa Lorrain, y además intenté darle un poco de color a la cobertura con unos hilos de chocolate blanco encima del negro.

Estuve pensando ponerle trocitos de mango deshidratado o daditos de jengibre caramelizado pero pensé que el cacahuete le daría tanto sabor a la mezcla que quedaría enmascarado. Ahora, una vez hechos, creo que sí que le hubieran ido bien, así que si algun@ se anima a hacerlos, o por si a mi me da algún día de repetirlos, recomiendo hacer esta variación, si no en todos, con una parte de la masa, para poder comparar. 

Si los hacéis antes que yo me comentáis y así salgo de la duda de si tengo razón o no ;-)



Ingredientes: 
150 gr. mantequilla
200 gr. de chocolate negro (al menos 60% cacao)
50 gr. de chocolate blanco
250 gr. galletas tipo digestive
125 gr. azúcar moreno
300 gr. mantequilla de cacahuete
1 cucharada de extacto de vainilla


Cómo se hace?

Forrar una fuente cuadrada con papel de horno, dejando que los bordes sobresalgan (facilita sacar el dulce cuado esté listo).

Poner la mantequilla en un cazo grande y dejar derretir lentamente, a fuego bajo.

Partir el chocolate en cuadrados y poner en un bol pequeño y deshacerlo al baño maría.

Cuando la mantequilla se haya derretido apartarla del fuego. 

Trocear las galletas y triturar junto con el azúcar moreno hasta obtener una miga fina.

Incorporar a la mantequilla derretida. Añadir la mantequilla de cacahuete y el extracto de vainilla, y mezclar bien hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.

Verter la mezcla sobre la fuente forrada, y presionar con la parte de atrás de una cuchara. Tiene que quedar bien apretada y firme.

Verter sobre la mezcla el chocolate fundido y mover la fuente hasta que esté extendido y todo cubierto por igual.

Dejar enfriar en la nevera un mínimo de 60 minutos. 

Fundir el chocolate blanco al baño maría y ponerlo en una manga pastelera y dibujar pequeños hilos por encima del chocolate negro. Dejar enfriar de nuevo en la nevera por espacio e 15 minutos.

Una vez que se haya endurecido el chocolate, sacar del frío. Sacarlo con la ayuda del papel de hornear. Retirar el papel. 

Utilizar un cuchillo muy afilado para cortar los cuadrados y servir.


Y como siempre, si queréis ver las versiones del resto de participantes:

Teresa de Aurea´s Kitchen (http://aureaskitchen.blogspot.com.es)