viernes, 8 de noviembre de 2013

PASTEL DE QUESO Y GRANADA SOBRE CAMA DE BIZCOCHO DE SOLETILLA

Hoy os traigo un semifrío ideal para estos días primaverales que estamos teniendo en pleno mes de noviembre. Al menos aquí nos hemos instalado en un clima casi tropical. Hoy al salir de casa a las 8 de la mañana estábamos a 18º (y vivo en Terrassa,que tiene una temperatura media para este mes de 13º).

En fin, mientras espero ansiosa a que llegue el frío, voy cocinando cosas más típicas de otras épocas pero con frutos 100% otoñales como las granadas que tanto me gustan.


Ingredientes:
250 gr. de queso tipo quark
1 granada
5 hojas de gelatina
1 naranja
250 ml de nata 35% MG para montar
2 huevos
70 gr. de azúcar
60 gr. de harina
20 gr. de azúcar glasé
coñac

Cómo se hace?
Primero hacer el bizcocho de soletilla

Separar las yemas de las claras.

En un cuenco montar las claras a punto de nieve fuerte y reservar


En otro cuenco batir las yemas con el azúcar hasta blanquear. Cuando hayan aumentado de volumen añadir la harina tamizada a modo de lluvia e ir mezclando. Juntar esta mezcla con las claras. 

Escudillar en una bandeja de horno forrada con un papel vegetal haciendo una base redondeada de un diámetro de 24 cm. Espolvorear con el azúcar glas y hornear 12 minutos a 160º.


Dejar enfriar completamente antes de usar.

Mientras preparar el relleno
Poner las hojas de gelatina en un cuenco con agua fría para hidratarlas.

Desgranar la granada.

En un cuenco montar la nata. Para que la nata monte bien tiene que estar muy fría. (Yo la monto en un cuenco de aluminio que pongo en el congelador 15 minutos antes)

Exprimir la naranja. Calentar el zumo con 2 cucharadas de agua y disolver en él las hojas de gelatina. Reservar.

Con una espátula de silicona mezclar la nata con el queso.

Recortar una tira de papel vegetal y forrar las paredes de un molde desmontable

Recortar el bizcocho de soletilla del mismo diámetro del molde. Ajustarlo a la base y rociarlo con un poco de coñac.

Mezclar la crema de nata y queso el zumo de naranja con la gelatina y los granos de granada (reservar unos cuantos para decorar por encima).


Rellenar el molde con la crema. Con una espátula de silicona nivelar la superficie. Dejar cuajar en la nevera un mínimo de 4 horas aunque es mejor hacerlo de un día para otro.

En el momento de servir decorar con los granos de granada que hemos reservado.