jueves, 14 de noviembre de 2013

LATKES CON CREMA AGRIA Y GRANADA

Hoy os traigo latkes, una comida típica judía. Son como mini bocaditos de tortilla de patata. Aprendí a hacerlos haciendo El Camino. Me los enseñó un chico americano que conocí en un albergue de La Rioja. Son fáciles de hacer y te ahorras un montón de aceite de freír las patatas.

Cuenta la leyenda que el griego Holofernes sitió la ciudad de Betulia dejando a sus habitantes sin acceso a la única fuente de agua que había en la ciudad. Cuando los habitantes estaban al borde de la muerte Yehudit pidió ver a Holofernes. Como era tan guapa se enamoró de ella y la invitó a que fuera a su tienda a cenar. Ella no podía comer la comida que él le ofrecía pues no era Kosher, pero llevó un cesto lleno de quesos y una enorme jarra de vino. Y fue sirviéndole distintos quesos salados y ofreciéndole vino para saciar la sed que le producían los quesos. De este modo acabó tan borracho que se quedó dormido como un tronco. Entonces ella cogió su espada y le cortó la cabeza. 

Así regresó a la ciudad con la cabeza del general y la colgaron de la muralla para atemorizar a los soldados que al verla, huyeron despavoridos liberando a la ciudad y el resto de Israel.

Es por esto que durante siglos los judíos celebraban Janucá comiendo latkes de queso fritos en aceite y parece ser que fue mucho después cuando los judíos pobres de Polonia y del este de Europa los adaptaron para hacerlos de patata.


Ingredientes:
5 patatas medianas
1 cebolla mediana
1 huevo XL
aceite de oliva
sal y pimienta

1/2 granada
crema agria


Cómo se hace?


Lavar y pelar las patatas y la cebolla. 

Cortar la cebolla a trozos pequeños. Reservar.



Con un rallador de agujero grande rallar las patatas y ponerlas en un cuenco lleno de agua fría. Al acabar con la última patata dejarlas 2 minutos más en el agua. Colar y ponerlas encima de un trapo limpio de cocina.

Envolver en el trapo y escurrir perfectamente toda el agua.

Poner en un cuenco junto a la cebolla y el huevo ligeramente batido. Condimentar con sal y pimienta y remover perfectamente los ingredientes.

Dejar reposar 10 minutos.

En una sartén calentar un poco de aceite. Cuando esté caliente 
ir poniendo cucharadas de la mezcla y dejarlas hasta dorar por ambos lados. 

Preparar un plato con papel de cocina absorbente e ir poniendo los latkes. 

Servir con un poco de crema agria y unos granos de granada.