jueves, 26 de octubre de 2017

PASTEL DE MOJITO

Hace unos días celebramos la Fiesta Mayor del barrio en la que, entre otras cosas, me tocó preparar una paella para 300 que espero poder enseñaros algún día. 

El fin de semana siguiente, para celebrar que todo había ido bien y en agradecimiento a todos los voluntarios que participamos y colaboramos para que fuera posible la fiesta, hicimos una comida en el local de la Asociación de Vecinos. Hicieron butifarras a la brasa de las que sobraron de la cena popular y yo llevé unas que cociné en casa con vino y otras con una salsa roquefort y de postre no me pude reprimir y horneé este delicioso pastel de mojito. 

Súper bueno, a todos les encantó. Como sobró bastante, al día siguiente lo llevé a la oficina y también tuvo mucho éxito.

Espero que os guste!


Ingredientes:

Para el bizcocho
6 huevos
260 gr. de harina de repostería (o harina normal y 1 cucharada de levadura)
150 gr. de azúcar glas
115 mantequilla derretida y a temperatura ambiente
1 cucharadita de zumo de lima


Para la lima confitada
2 limas cortadas a rodajas (me quedé sin limas y usé limones)
2 cucharadas de azúcar
300 ml. de agua

Para el jarabe de mojito
115 gr. de azúcar mascabado
2 limas (zumo y cáscara rallada)
100 ml. de ron
Un buen manojo de menta

Para la crema de mantequilla y lima
200 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
300 gr. de azúcar glas tamizado
1 cucharadita de extracto de ron
2 limas (zumo y cáscara rallada)

Para terminar el pastel:
Rodajas de lima confitada
200 gr. de arándanos
Unas hojitas de menta





Cómo se hace?

La lima confitada

Lavar bien las limas y cortarlas en rodajas finas. 

Poner el agua y el azúcar en un cazo y llevarlo a ebullición. Añadir las rodajas de lima y dejar cocer 5 minutos a fuego medio. Retirar del fuego y dejar templar a temperatura ambiente.

Sacar las rodajas de lima y dejar en un escurridor para que pierdan el exceso de líquido. Se pueden guardar en un recipiente de cristal hasta el momento de uso. 

El jarabe de mojito

En un cazo de fondo grueso poner el azúcar, el agua, el zumo de lima y el ron. Poner a fuego lento para que el azúcar se disuelva perfectamente. Dejar que hierva un par de minutos. Retirar del fuego y añadir la cáscara de lima y las hojas de menta. Remover y dejar que se enfríe. Dejar reposar un par de horas para que infusione bien.


El bizcocho

Encender el horno a 180º con ventilador.

Poner una olla con agua al fuego.

Forrar dos moldes desmontables con papel de hornear.

Batir los huevos ligermente en un cuenco de metal o de cristal. Añadir el azúcar y volver a batir para integrar bien.

Colocar el recipiente encima de la olla asegurando que no toca el agua y batir hasta que la mezcla esté espesa y haya triplicado su volumen y alcance punto de cinta. 


Añadir el aroma de ron y la mantequilla líquida (no caliente) por un lateral y remover con una espátula delicadamente.

Añadir la harina tamizada en tres veces, integrándola con movimientos envolventes y delicadamente.

Verter la mezcla en los dos moldes y hornear 20/25 minutos.

Sacar los moldes del horno y dejar reposar 5 minutos. Pasado este tiempo desmoldar y dejar enfriar encima de una rejilla.

Mientras preparar la crema de mantequilla.

La crema de mantequilla

Batir la mantequilla con la batidora eléctrica de barillas hasta que esté suave y cremosa. Añadir el azúcar glas, aroma de ron y el jugo y la ralladura de lima. Mezclar perfectamente con la espátula. Si fuera necesario añadir más azúcar. Reservar en la nevera.


Montaje del pastel

Cortar los bizcochos a capas y colocarlas como se explica en el siguiente dibujo.


La capa C la ponemos girada, es decir, que la parte que tocaba al molde en el momento de cocer será ahora la parte de arriba del pastel.  De esta manera conseguimos que la superficie sea bien plana y que no quede rugosa por las migas que se producen al cortar el bizcocho a capas.

La capa (d) no la usaremos. Se puede congelar para hacer un puding, bizcoletas, ... o para comer tal cual.

Empapar cada capa con el jarabe de mojito y poner una cantidad generosa de crema de mantequilla e ir superponiéndolas.

Cuando estén las tres capas colocadas cubrir las paredes del pastel y la cara superior con el resto de mantequilla.

Decorar con las rodajas de limón, una corona de arándanos y unas hojitas de menta.