miércoles, 25 de enero de 2017

TURBANTES DE SULTAN - LAS MIL Y UNA NOCHES

Hace tiempo que no juego con las chicas de Una galleta un cuento, y me sabe mal porqué es un reto que me encanta pero cuando una no tiene tiempo tiene que priorizar y hay veces que no llego a todo.


Pero bueno, esta vez y aprovechando que he tenído unos días de vacaciones en Navidad he podido hacer una propuesta para el cuento de este mes.

El elegido ha sido Las mil y una noches

Por si no lo habéis leído, os hago un pequeño resumen del cuento:

El libro empieza contando la historia de dos hermanos, Schariar y Schazamán, que son reyes de dos países.

Schazamán descubre que su esposa le es infiel y la mata, a ella y a su amante y después se va a ver a su hermano. Estando en su palacio descubre que la mujer de éste también le es infiel.

Se lo cuenta y se queda desolado. En pleno enfadado convence a su hermano de marchar, bajo la promesa de que si encuentran a alguien más desgraciado que ellos, volveran. 

Schazamán acepta y se van, pero en el camino se topan con un genio que también es engañado por una mujer. Los dos hermanos llegan a la conclusión de que si ni el genio, con todo su poder, no pudo evitar el engaño, nadie puede, por lo que deciden regresar. 

Schariar vuelve a palacio. Encierra a la sultana y luego la decapita y decide que cada dia matará a una mujer de la corte y ordena a su visir que le consiga una esposa cada día, para quitarle al vida al día siguiente.

Sherezade, la hija del visir, trama un plan para truncar los planes del Schariar y se ofrece para ser la esposa del sultán. 

La primera noche logra sorprender al rey contándole un cuento y cuando está en el punto álgido Sherezade se va a dormir con la promesa de que la noche siguiente seguirá la história. Así, durante mil noches. Al final, ella da a luz a dos hijos del sultán y después de mil y una noches, él le conmuta la pena y viven felices.

Para ambientar la historia hice estos turbanes de brioche.

Espero que os guste mi propuesta!


Ingredientes:
(para 10 turbantes)

200 ml de leche 
2 huevos enteros 
8 gr de sal 
80 gr de azúcar moreno 
500 gr de harina levadura 
20 gr de levadura fresca o 8 g de levadura de panadería seca 
100 g de mantequilla 
50 gr. de pasas sultanas
cerezas confitadas
almendras
azucar bolado
1 huevo para pintar

Cómo se hace?

Poner los huevos, la leche, el azúcar y la sal en el bol de la amasadora. Mezclar y añadir la harina. Poner programa suave y amasar 7 minutos. Mientras desleir la levadura con un poco de leche templada. Pasados los 7 minutos de amasado añadir la levadura y dejar amasar 7 minutos más.

Cortar la mantequilla a dados regulares. Añadirlos pasados los 7 minutos y amasar hasta que esté bien integrada pero no sobreamasar para evitar que la mantequilla se caliente y nos quede un brioche compacto.

La masa tiene que quedar muy lisa, suave y elástica. Aunque parezca que está demasiado blanda NO se debe añadir más harina. Esto es normal y después del levado la masa tendrá la consistencia perfecta.
Dejar levar tapado para evitar las corrientes de aire, unos 60 minutos. Desgasificar y dejar levar nuevamente durante una hora y media.

Esporvorear ligeramente la mesa de trabajo con un poco de harina. Desgasificar y amasar con las manos durante 5 minutos. Dejar reposar la masa 10 minutos tapada con un trapo. 

Amasar un minuto y cortar la masa en 10 trozos regulares. Añadir las pasas de forma regular en cada un de los trozos.

 
Dividir cada trozo en dos y hacer un churro con cada una de las porciones y trenzarlas dos a dos. Enrollarlas para darles forma de turbante y colocar en una bandeja de horneado cubierta con papel vegetal.

  

Pintar con huevo batido y dejar levar 45 minutos alejado de corrientes de aire. 

Precalentar el horno a 180º

Volver a pintar con huevo los turbantes y decorarlos con las cerezas, almendras y frutos secos. 


Hornear unos 12 minutos a 180 °C. Sobretodo es importante no pasarse de horneadopara que quede bien tierno. No hay nada más compacto que un brioche demasiado horneado, pero claro, tampoco tiene que quedar crudo ;-) Estas piezas, que haciían 100 gr. cada una estubieron las primeras 10 min a 180º y la segunda hornada 12º a 170. Las dos quedaron bien. La primera un poco más doradas por fuera pero sin quedar cruda por dentro y las segundas con un horneado quizás más uniforme. Como cada horno es un mundo deberéis probar con el vuestro, y también depende de lo grandes que hagáis los bollitos. Si no estais segur@s en principio siempre es mejor hornear a menos temperatura más rato que a la inversa. Y si haciendo ensayo error os quedan los brioches demasiado cocidos y duros, siempre podéis hacer un puding.


Dejar enfriar y comer mientras leemos Las Mil y una Noches... Son feagantes y aromáticos pero si queréis podéis aromatizar la masa con canela o agua de azhar por si los queréis más fragantes.



Si queréis ver las aportaciones de mis compañeras de reto las podéis ver todas en este magnífico recopilatorio