domingo, 28 de febrero de 2016

LASSAÑA DE ESPINACAS

Este mes en el Asaltablogs hemos entrado a robar en El caldero de Nimuë, un fantástico blog que combina viajes y gastronomía. La elección esta vez fue fácil y eso que tiene un montón de recetas apetitosas, pero cuando vi esta Lasaña lo tuve claro.

He hecho algunos (ahora que lo veo creo que bastantes) cambios a la receta original. Es que la alergia a la cebolla se va ampliando y últimamente comer puerros (que eran mi sustituto)  tampoco me sienta bien o sea que no se lo puse. Además hice la pasta casera porqué hacía tiempo que quería hacer pasta verde, bueno, que como siempre me quedé con la idea y me fui liando, liando...

Esta es mi propuesta, espero que os guste!



Ingredientes:
Para la pasta fresca
1 manojo de espinacas frescas
1 huevo
150 gr. de harina todo uso
1 cucharadita de sal

Para el relleno
2 manojos de espinacas frescas
4 zanahorias
1 calabacín
4 alcachofas
1 manojo de espárragos verdes
8 champiñones
4 cucharadas de salsa de tomate
Queso ricota
100 ml. de crema de leche
1 bola de queso mozarella
3 dientes de ajo
aceite de oliva
orégano


Cómo se hace?

La pasta:
Limpiar las espinacas. Cortar los tallos y cocer en agua hirviendo con un poco de sal por tres minutos. Retirar del fuego. Colar y refrescar en agua fría. Dejar escurrir en un colador de malla fina estrujando bien para sacar toda el agua.

Se pueden triturar o cortar a tijera. A mi me gusta más a tijera para que queden los trocitos de hoja visibles al hacer la masa.


En un cuenco mezclar la harina con el huevo, la sal y las espinacas. Amasar encima de una encimera enharinada. Si queda demasiado pegajosa se puede añadir un poco más de harina. Dejar reposar 4 horas cubierta con un trapo.

Con un rodillo o la máquina de hacer pasta extender pequeñas porciones de masa pasando de número a número hasta el grueso 6 (cuando la haga de nuevo para hacer lasaña la dejaré del 5).


Dejar secar la pasta colgada de un hilo un par de horas.

Con unas tijeras cortar placas de unos 10 cm.


Cocer 2 min. en abundante agua hirviendo. Colar y reservar encima de un trapo húmedo.


El relleno:
Mientras se seca la pasta preparar el relleno.

Limpiar las espinacas. Cortar los tallos más largos y cocer en agua hirviendo son un poco de sal por tres minutos. Retirar del fuego. Colar y refrescar en agua fría. Dejar escurrir en un colador. 

Poner las espinacas en un procesador de alimentos (o en el vaso de la batidora y triturar con el queso ricotta y 100 ml. de crema de leche y una pizca de sal. Reservar.

Pelar y cortar las alcachofas a gajos. Saltear en una sarten con un poco de aceite y un diente de ajo. Reservar.

Limpiar el calabacín y cortar a rodajas fnas. Saltearlo en una sarten con un poco de aceite y un diente de ajo y hacer lo mismo con la zanahoria. Reservar.

Limpiar los champiñones, laminarlos y proceder de igual forma.

Cortar los espárragos a rodajas finas reservando unas puntas un poco más largas. Cocer un par de minutos en agua hirviendo con sal. Colar y refrescar en agua fría para detener la cocción i mantener el color verde. Reservar.

Montaje del plato:
Poner la salsa de tomate cubriendo el fondo de una bandeja de cristal resistete al calor de 25 x 17 cm.

Cubrir con una capa de placas de lassaña. Esparcir tres o cuatro cucharadas de la mezcla de espinacas y ricota por encima, repartir las alcachofas y tapar con otra capa de placas. Proceder del mismo modo pero poniendo los champiñones, en la siguiente los espárragos, y en la última el calabacín y la zanahoria. Acabar con otra placa de pasta y cubrir con el resto de ricotta con espinacas.


Cortar la bola de mozzarella a rodajas finas y disponerla por encima y espolvorear con el orégano.

Hornear 20 min. a 180º. Si fuera necesario poner a gratinar un par de minutos para acabar.




"La vida merece ser vivida, sobretodo si consigues hacer feliz a alguien por el camino. Disfrutar de lo que tenemos mientras se pueda. Y cuando no queden ni berenjenas ni champiñones recordar con nostalgia cómo disfrutamos de ellas y buscar una nueva hortaliza con la que ser feliz."
Ïa Casares - Extracto de la entrevista que le ha hecho César de Un par de Guindillas