domingo, 9 de febrero de 2020

HUEVOS TRUFADOS EN UN BOSQUE DE SETAS - RETO COCINARTE

Yo creo que hay pocas cosas que me gusten más que las setas. Bueno sí, hay otras cosas que me gustan mucho, pero me encanta este sabor que tanto me recuerda a los bosques de otoño. Igual es porqué me gusta tanto el olor a tierra mojada y las setas lo reproducen a la perfección.

Los huevos podríamos prepararlos de tres maneras distintas. Huevo frito, huevo poché o las yemas crudas que se “cocinaran” con el calor residual de las setas. 

Reconozco que la yema de huevo cruda está riquísima pero siempre me da miedo comerla así. Una vez varios miembros de mi familia cogieron una salmonelosis por una maonesa casera recién hecha y desde aquella experiencia me da pavor el huevo crudo, y eso que yo no la pillé!

Pero ver a mi hijo, mi madre, hermanos, cuñadas más de una semana pasándolo fatal me han hecho pasar las ganas de comer huevo crudo y suelo hacerlo poché para mantener la yema líquida y evitarme las calorías suplementarias de los huevos fritos, que por otra parte, es como realmente me gustan. Y si son con puntillas, entonces ya, que baje Dios y lo vea!

Maria organiza el reto Cocinarte. Consiste en preparar una receta inspirándonos en alguna obra de arte que puede ser una pintura, escultura o, como en el caso de este mes, un edificio.

Casa Allende es un edificio único de principios de siglo XX situado en la plaza Canalejas de Madrid. 

Terminado en ladrillo rojo, llama la atención, sobre todo, el magnífico torreón que hay en la esquina, adornado por arcos y cerámicas del taller de Zuloaga que le aportan un toque de color y fantasía al edificio. Los balcones se rematan con unas imponentes rejas y la fachada se completa con un escudo y varios relieves y esculturas.

También destaca el gran mirador de madera de uno de los laterales, que recuerda a las construcciones de arquitectura cántabra, lugar del que era originario el arquitecto. 

A mí me llamaron especialmente la atención las semiesferas estriadas que recorren la torre y la fachada lateral y quise reproducirlas en este plato.



Esta es mi propuesta, espero que os guste!




Ingredientes:

Para la tierra
100 gr. de pan de cereales tostado
50 gr. de trompetas de la muerte deshidratadas (si son frescas 400 gr.)
100 gr. de chalota
1 diente de ajo
50 ml. de aceite de oliva 0,4

Para las cúpulas de hojaldre:
1 masa de hojaldre de buena calidad
Aceite al aroma de trufa

Para el relleno:
300 grs de setas: camagrocs (Cantharellus) por su aroma pero podéis hacerlo con boletus, portobellos, ...
1 c.s de aove
100 gr. queso pecorino con trufa
2 huevos muy frescos, trufados, a temperatura ambiente
Sal
Trufa negra fresca

Te ayudará:
Aro de emplatar
Film transparente
Hilo de cocina
Taza de café o cuenco pequeño
Molde de semiesferas de silicona
Mandolina


Cómo se hace?

La tierra de trompetas:


Poner las trompetas en agua para que se hidraten durante un par de horas mínimo.

Escurrir y secar bien. Colar con un trapo fino el agua de hidratarlas y reservar.


Saltear la chalota con un poco de aceite. Cuando empiece a tomar color añadir las trompetas y un diente de ajo laminado. Cocinar unos minutos. Ponerlas encima de papel absorvente para quitar el exceso de aceite.


Ponerlas en una bandeja de horno forrada con un papel vegetal y deshidratar al horno, a 115º hasta que estén crujientes. 


Triturar el pan y las trompetas hasta conseguir una textura arenosa. Reservar.



Las cúpulas de hojaldre:


Encender el horno a 200º

Estirar la masa de hojaldre y cortar círculos un poco más grandes de diámetro que el molde de semiesfera que vayamos a usar. 


Hacer unos cortes radiales para simular la forma de las decoraciones en las que me inspiré y forrar los moldes. 


Si no tenéis moldes se puede hacer cubriendo un cuenco resistente al calor.

Hornear 7/10 min. minutos.

Sacar del horno y dejar enfriar antes de desmoldar. Pintar el interior con unas gotitas de aceite de trufa y reservar.


Las setas:

Limpiar las setas.

Poner un poco de aceite en una sartén y saltear el diente de ajo picado. Antes de que empiece a tomar color añadir las setas. Salar y sofreír hasta que estén tiernas.

Huevos poché

Yo usé unos huevos que ya vienen trufados que me regalaron de la empresa Liderou pero si no encontráis podéis hacerlos de la siguiente forma: uno o dos días antes poner los huevos en un recpiente hermético con la trufa dentro y dejarlos en la nevera. Así irán cogiendo aroma. 

En el momento de preparar los huevos cortar un trozo de film transparente y ponerlo dentro de una taza de café o cuenco pequeño, de manera que sobresalga por los bordes. Engrasar con unas gotas de aceite de oliva. Esto evitará que el huevo quede pegado al plástico.


Cascar el huevo y echar dentro del plástico. La taza hará que quede recogido.

Espolvorear con una pizca de sal.

Coger las puntas del film y unirlas. Sacar el aire del interior del saco. Enrollar y atar con un trozo de hilo de cocina.

Poner un cazo con agua a calentar. Cuando empiece a hervir introducir los saquitos con los huevos y dejar cuatro minutos.

Retirar los huevos del cazo e introducirlos en un recipiente con agua fría para cortar la cocción.

Cortar el hilo de cocina y retirar el film transparente.


Montaje del plato:

Poner un aro de emplatar de un diámetro más pequeño que el de las cúpulas en el plato de servicio. Llenar la base del aro con las setas y encima poner uno de los huevos. Rallar un poco de trufa por encima. 



Con mucho cuidado retirar el aro y cubrir con la cúpula de pan. Con el calor de las setas la yema se mantendrá caliente.

Esparcir un poco de tierra alrededor de la cúpula y servir inmediatamente.


Con esta receta participo en el reto CocinArte
Si queréis aquí podéis ver todas las participaciones hay algunas sorprendentes!




Y este es el edificio Casa Allende en el que nos hemos inspirado

 Foto: https://www.miradormadrid.com/

Aqui podéis ver el detalle de las esferas que decoran la fachada del edificio.

Foto: https://www.miradormadrid.com/


1 comentario:

  1. Espectacular Blanca, ese emplatado es maravilloso y la combinación trufa y seta, deliciosa... Mil gracias por participar Un beso enorme

    ResponderEliminar

Espero que encuentres en mis recetas la fuente de inspiración que buscas. Si quieres preguntar o comentar, estoy aquí para lo que necesites.Y recuerda, un comentario en el blog es un gran regalo! Blanca