domingo, 28 de junio de 2020

BUÑUELOS DE BACALAO CON HARINA DE MAÍZ - ASALTABLOGS


Seguimos sin tener Asaltablogs normalizado y hemos vuelto a organizar un asalto invisible para que los más mangantes pudiéramos quitarnos el gusanillo de entrar en cocina ajena. A mi me tocó asaltar el blog de Patricia. Me coctó mucho decidirme por una receta, pero al final me decanté por estos buñuelos. Venía mi nuera a comer y como es celíaca pensé que esta receta sería ideal para poner de aperitivo.

Hice algunos cambios, sobretodo en el procedimiento, porqué Patri los hace en la panificadora y yo los preparé con el mortero. Y no puse almendra porqué también es alérgica a los frutos secos.

Esta es mi propuesta. Espero que os guste!



 Ingredientes:

300 gr de bacalao al punto de sal
200 gr de harina de maíz
2 huevos
5 gr de polvo de hornear
1 diente de ajo 
2 cucharaditas de perejil fresco picado
125 gramos de leche
Una pizca de sal
Abundante aceite de oliva suave 


 

Cómo se hace?

Cortar el bacalao en trozos pequeños. Luego le daremos una semi cocción para ello cubrir todo el bacalao con agua caliente (usar el agua necesaria para cubrirlo por completo). Dejar que infusione de 10 a 15 minutos con una tapa puesta en el recipiente.

Escurrir el bacalao.

Poner el diente de ajo y el perejil en el mortero y machacar con la mano de madera hasta que esté bien triturado. Añadir el bacalao de a poquitos y seguir majando hasta que quede una pasta uniforme y fibrosa. Reservar.

En un cuenco picar los dos huevos y batir bien con unas varillas. Añadir la leche y mezclar.

Añadir el bacalao y mezclar bien.

Poner la harina con la levadura e ir añadiendo a poquitos a la mezcla de bacalao. Batir bien con las varillas, o con un tenedor si os parece más fácil. 

 

Cubrir con un trozo de film tocando la masa y dejar la mezcla en la nevera un mínimo de 30 minutos.

Pasado este tiempo, ponemos abundante aceite a calentar y con ayuda de dos cucharas vamos poniendo porciones de masa a freír.


Lo mejor es poner el aceite en un cazo pequeño y alto e ir friendo los buñuelos poco a poco. Verás que al echarlos se van al fondo, pero en seguida suben y a medida que se van cocinando ellos solos se van dando la vuelta.

La temperatura del aceite deberá estar entre 170 y 180 grados. Se tienen que cocinar bien por dentro sin quemarse por fuera. SI se tuestan muy rápido deberás bajar el fuego.

Cuando estén bien doraditos escurrir en un colador de malla fina.


Se pueden comer calientes o fríos. Son un aperitivo ideal, pero acompañando una buena
ensalada pueden ser un segundo plato estupendo.







Con esta receta participo en el 





lunes, 1 de junio de 2020

ACEITUNAS RELLENAS DE MEJILLONES - RETO ALFABETO SALADO


Estaba en casa y recibí los ingredientes para el RAS del mes de junio y me acordé que una amiga había estado en Italia poco antes de la pandemia y publicó una foto de unas aceitunas rellenas que llamaron poderosamente mi atención. 

Eran Olive all´ascolana, una preparación típica de la Marchigiana y que por lo visto se han hecho famosas en el mundo entero menos en mi casa porqué nunca había oído hablar de ellas. Lo suyo es hacerlas con las aceitunas "ascolane tenere", que condimentan en una salmuera con hinojo y hierbas aromáticas locales. Las auténticas se rellenan de distintas carnes sofritas con verduras, Parmigiano Reggiano y especias. 

Yo hice mi versión para poder casar los dos ingredientes que teníamos, que eran aceitunas y mejillones. 

En casa nos gustaron mucho pero si las hago otra vez dejaré las aceitunas 24 horas en agua para desalarlas porqué si no quedan muy fuertes para mi gusto. Las aceitunas ascolane son grandes pero no tienen demasiada carne por lo que son ideales para pelarlas. Las gordal, que son la que usé yo, están muy bien de tamaño pero cuestan más de deshuesar porque son muy carnosas. 

Llevan trabajo pero valen la pena. Ojalá os animéis a prepararlas. 

Esta es mi propuesta, espero que os guste! 


Ingredientes: 

400 gr. Aceitunas tipo Gordal 
½ cebolla blanca 
5 tomates maduros 
1 diente de ajo 
200 gr. de mejillones al vapor (peso sin cáscara) 
1 huevo 
3 cucharadas de harina 
6 cucharadas de pan rallado 
Orégano 
Aceite 


Cómo se hace? 

Picar la cebolla bien pequeñita. Poner un poco de aceite en una cazuela y pochar a fuego muy suave. 

Añadir el tomate rallado y el diente de ajo también picado y dejar que se sofría 20 minutos, removiendo de vez en cuando. 

Picar los mejillones a trocitos pequeños y añadirlos a la salsa de tomate. Cocinar un par de minutos. Apagar el fuego y dejar que se enfríe el sofrito. 


Con un cuchillo pequeño y bien afilado mondar las aceitunas igual que haríamos al pelar una naranja, empezando por arriba y con mucho cuidado. Aunque se rompan, las podemos armar como si fueran un puzle y luego el relleno y el rebozado harán que no se desmoronen. 

Poner la harina en un cuenco, en otro el pan rallado y en un tercero batir el huevo. 


Con mucho cuidado rellenar las aceitunas y devolverles la forma original. 

Pasarlas primero por harina, luego por huevo, por pan rallado y otra vez por huevo y pan rallado. 

Dejar reposar en la nevera media hora. 

Poner un cazo con aceite de oliva a calentar e ir friendo las aceitunas poco a poco. Sacarlas con una espumadera y dejar escurrir en un colador de malla fina. 


Se pueden comer calientes o a temperatura ambiente, acompañadas de una cervecita bien fría tenéis un aperitivo ideal para estos días de verano que se acercan.


Con esta receta participo en el Reto Alfabeto Salado

Si queréis saber qué han preparado los otros participantes
aquí podéis ver el recopilatorio.


domingo, 31 de mayo de 2020

PAPPARDELLE CON TOMATES RELLENOS DE QUESO - ASALTABLOGS INVISIBLE

Este mes tenemos un asaltablog especial. Como los ánimos andan un poco revueltos decidimos que este mes haríamos Asaltablogs Invisible. Esta participación es opcional pero yo me apunté porque nada me gusta más robar una receta!!

Me tocó asaltar el blog A veces cocino y estuve dudando entre un montón de recetas, pero al final esta me denacté por estos tagliateli. Cambié algunas cosas, como el foramto de los tomates rellenos, que cambié por unos cherry, le puse espárragos en vez de brócoli y substituí el azúcar de la salsa de tomate por una zanahoria, que le aporta el dulzor necesario para contrarrestar la acidez sin añadir azúcar.

Y de paso cogí mis rotus especiales para porcelana y pinté una cenefa de tomatitos para darle un toque más veraniego a la presentación :-)

Esta es mi propuesta. Espero que os guste!


Ingredientes:
12 tomates cherry
5 tomates rojos
1 bola de queso mozzarella
80 g de queso gorgonzola
1 dientes de ajo
1 manojo de espárragos
1 zanahoria
1 cebolla
2 cucharadas de té de orégano
1 cucharada de té de pimentón rojo
1 cucharada de té de azúcar
400 g de pappardelle
40 gramos de queso parmesano rallado
Sal
Aceite


Cómo se hace?

Calentar el horno a 190º.
Rallar los tomates rojos y reservar.

Pelar la cebolla y el ajo. Cortar pequeño y pochar en una cazuela con un poco de aceite. Cuando esté bien sofrita añadir la zanahoria cortada a daditos. Dejar cocinar cinco minutos. Añadir los tomates rojos y sofreír 15 min. a fuego moderado. Cuando el sofrito esté a punto dejar enfriar un poco y triturar perfectamente con la batidora.

Lavar los cherry y cortar la parte superior conservando la ramita. Con una cuchara de parís (sacabolas pequeño) vaciar el interior de los tomates con cuidado. Poner del revés encima de una rejilla y reservar.
 

En una picadora poner la bola de mozarella y el gorgonzola y triturar. Rellenar los tomatitos con el queso e irlos poniendo en una bandeja apta para el horno. Poner una punta de esparrago dentro del tomate y taparlo con la tapa. Hornear 10 minutos.

Poner una olla grande con agua al fuego y cuando hierva cocer la pasta según las indicaciones del fabricante. Escurrir.

Escudillar una cucharada de salsa de tomate en la base de los platos. Poner la pasta escurrida y encima los tomatitos rellenos.

Servir caliente con un poco de parmesano rallado encima.

 


Con esta receta participo en el 

viernes, 1 de mayo de 2020

BOCADITOS DE VERDURA AL QUESO AZUL CON SALSA QUETCHUP CASERA - RETO ALFABETO SALADO

Este mes en el Reto Alfabeto Salado las encargadas de escoger ingredientes fuimos Patricia y yo misma y  propusimos queso Roquefort y vinagre.

Hacía mucho tiempo que quería hacer salsa quetchup y con la excusa preparé estos bocaditos para acompañarla. 

El queso que usé es un  queso azul artesanal de la Formatgeria Mas d'Eroles, concretamente el Abadessa d'Elins, hecho con leche cruda de vaca con una maduración de mínimo 90 días. 

Quedaron muy buenos y perfectos para degustar en un aperitivo de cuarentena :-)

Esta es mi propuesta. Espero que os guste!



El plato lo hice en las clases de cerámica que tanto echo de menos estos días de confinamiento.


Ingredientes:

Para los bocaditos
Queso azul
1 trozo de calabaza 
1 boniato
3 shitake
1 puñado de espinacas
1/2 puerro
1 bulbo de hinojo
2 cucharadas de harina
300 ml. de leche 
1 huevo
Pan rallado
Aceite
sal

Para el quetchup
6 tomacons (o tomates rojos maduros)
1/2 puerro
50 ml de vinagre
1 diente de ajo
1 cucharada colmada de tomate concentrado
1 cucharada de miel
1 cucharada de azúcar moreno
1 cucharada de pimentón rojo
1/2 cucharadita de mostaza en polvo
4 granos de pimienta negra
4 granos de cilantro
1 clavo de olor
Aceite
Sal


Cómo se hace?

Los bocaditos
Cortar las hojas de espinaca y rehogarlas un minuto en una sartén con una punta de aceite. Reservar.

Cotar la calabaza a daditos y rehogar en la misma sartén. Reservar con las espinacas. 

Hacer lo mismo con el hinojo, el boniato y las setas.

Picar el puerro bien pequeño. Poner un poco de aceite en la sartén y rehogar la mitad del puerro. Cuando esté doradito echar la harina y cocinar removiendo para que se haga pero sin que se dore porqué si no, amarga.


Añadir una pizca de sal y la leche. Remover todo el rato hasta que espese. Añadir queso al gusto y remover bien para que se deshaga y se integre en la masa. Apagar el fuego y añadir las verduras que teníamos reservadas.



Remover bien y poner en una bandeja de cristal. Cuando esté a temperatura ambiente cubrir con papel de hornear para que no haga crosta y dejar enfriar en la nevera tres horas como mínimo.


Batir el huevo en un plato hondo y en otro poner el pan rallado.

Hacer bolitas con la masa y pasarlas por pan rallado, por el huevo y otra vez por pan rallado.

Poner un cazo con aceite hasta la mitad y freír los bocaditos en tandas de cuatro o cinco. Se fríen en un momento. Sólo tiene que dorarse un poco el rebozado. Ir sacando del aceite con ayuda de una araña y poner a escurrir en un colador de malla fina.

El chetchup

Cortar los tomates en cuatro y triturarlos con un robot de cocina. Pasar por el colador chino para descartar semillas y pieles.


Freír la mitad del puerro que teníamos reservado con un poco de aceite en una sartén honda. 

Cuando esté dorado añadir el tomate tamizado, el tomate concentrado y el diente de ajo pelado. Cocer a fuego lento unos 40 minutos, o hasta que todo quede muy tierno.


Picar las semillas y el clavo en el mortero. 

Añadir la miel, el azúcar, el vinagre y las especias en el tomate y remover bien. Dejar cocinar 40 minutos más a fuego muy lento removiendo con frecuencia.


Con esta receta participo en el Reto Alfabeto Salado

Si queréis saber qué han preparado los otros participantes
aquí podéis ver el recopilatorio.