domingo, 28 de febrero de 2021

TARTA CREMOSA DE PATATA CON SALSA DE ARÁNDANOS

Último domingo de mes. Ni sé la de tiempo que entro sólo a publicar la receta del asaltablogs. Es que llevo unos meses desconectada de la cocina. Supongo que son etapas.

Y no es que haya dejado de cocinar, ni mucho menos, pero mantener esto en funcionamiento no sólo implica cocinar. Es editar fotos, escribir, pensar recetas, planificar, ... y últimamente este tiempo lo dedico a la cerámica, otra afición que me está llenando mucho y con la que disfruto un montón.

Los platos que veréis en estas fotos son hechos por mí. Tengo que aprender un montón aún, pero estas son las primeras piezas con las que realmente me siento a gusto y que encuentro más personales.

Pero quiero seguir manteniendo algunos lazos con el mundo blogueril y uno de ellos es el Asaltablogs, un reto en el que me encanta participar y que no me quiero perder. Esta vez hemos robado en la cocina de Montse Casellas. Me incliné por esta receta por dos motivos: uno, ayer hice ensalada de patata y me vine tan arriba que herví patatas como para un regimiento y dos, porqué hace un montón que no publico nada dulce.

Ella nos sugiere servirla con una salsa de frutos rojos y le hice caso y preparé una salsa de arándanos. 

Esta es mi propuesta, espero que os guste!


Ingredientes 

Para la tarta:
(molde de 18 cms)
500 grs de patatas enteras
125 ml de leche
55 grs de mantequilla
90 grs de azúcar blanco
2 huevos medianos
55 grs de harina de trigo
La ralladura de ½ limón
Azúcar glas para decorar 

Para la salsa de arándanos
3 tazas de arándanos
1/2 taza de azúcar 
1 cucharada de jugo de limón
1/3 taza de agua


Cómo se hace?

La tarta:
Lavar bien las patatas y cocer enteras y con piel, en una olla con abundante agua, unos 40 minutos o hasta que estén tiernas. 

Escurrir y dejar enfriar. Pelar y aplastar con un prensapurés.

Calentar la leche con la mantequilla en un cazo. 

Agregar el puré de patata y cocer a fuego suave hasta obtener un puré sin grumos. 


Incorporar el azúcar y seguir mezclando hasta disolverlo. Retirar del fuego y reservar en un bol.

Precalentar el horno a 180º.

Separar las yemas de las claras.

Agregar las yemas de una en una removiendo para integrar bien antes de añadir la siguiente.

Añadir la harina tamizada y la ralladura de limón y mezclar para integrar. 

Batir las claras a punto de nieve e incorporar a la mezcla con movimientos envolventes.

Forrar el molde con papel sulfurizado humedecido y verter la masa dentro.


Hornear 40 minutos. Retirar y dejar enfriar.

Desmoldar la tarta y espolvorear con azúcar glas. 

Servir con la salsa de arándanos.

La salsa:

Mezclar todo en una cazuelita de fondo grueso. Cocinar a fuego alto hasta que suelte el hervor. Bajar el fuejo y cocinar unos 20 minutos hasta que espese un poco. Revolver de vez en cuando.

Pasar por el pasa purés para una textura más agradable. 






domingo, 31 de enero de 2021

SOLOMILLO EN SALSA DE SOJA Y LIMA CON GUARNICIÓN DE PATATAS DUQUESA – ASALTABLOGS

Esta vez hemos robado recetas del blog de Noemí. Yo le robé este solomillo. Ella lo hizo con pavo, pero al hacer la lista de la compra puse solomillo y me lo pusieron de cerdo. 

Otra cosa que hice distinta es la salsa. Como soy alérgica a la cebolla cruda o poco cocinada la cociné aparte. Ella sólo la cocina los cinco minutos finales de la salsa, pero para mí esto no es suficiente. Así que cociné las chalotas durante media hora y luego las añadí a la salsa.

Si vuelvo a prepararlo haré más salsa porqué quedó deliciosa y nos supo a poco!

Esta es mi propuesta. Espero que os guste!


Ingredientes

Para los solomillos

2 solomillos

4 chalotas

el zumo de 2 limas

1 diente de ajo

8 cucharadas de salsa de soja

cilantro fresco picado

aceite de oliva

 

Para las patatas duquesa

600 gr de patatas cocidas

1 yema de huevo y 1 huevo entero

50 gr de mantequilla en pomada

nuez moscada y pimienta

sal

Te ayudará:

Pasapurés o prensador de patatas

Manga pastelera

Boquilla 2D de wilton

 

Cómo se hace:

Las patatas duquesa:

Poner a cocer las patatas con piel en agua hirviendo con sal, hasta que estén bien tiernas. Entre 15 y 30 minutos según el tamaño de la patata.  Dejar enfriar y pelar.

Precalentar el horno a 200º

Pasar las patatas por el pasapurés o chafarlas con un prensador de patatas, para hacerlas puré. Si no tienes ninguno de estos utensilios puedes hacerlo con un tenedor, pero te llevará más tiempo.


Añadir al puré de patatas la mantequilla cortada a dados, la sal, la nuez moscada y la pimienta al gusto. Mezclar y dejar enfriar.

Cuando esté templado añadirle el huevo entero y mezclar bien hasta integrar. Luego añadir la yema de huevo y volver a mezclar hasta obtener un puré muy cremoso.

Poner el puré en una manga pastelera con la boquilla 2D.

Forrar una bandeja de horno con un papel de hornear y pintar con unas gotas de aceite para evitar que las patatas se peguen.

Hacer pequeños montones de puré de patata.


Hornear a 200º, con calor arriba y abajo, a media altura, durante 8 o 10 minutos o hasta que estén doraditas.



El solomillo:

Picar las chalotas muy finas. Poner una sartén con un chorro de aceite al fuego y sofreír las chalotas, removiendo de vez en cuando y cuidando que no se quemen. En mi caso las tuve una media hora a fuego suave.

En un cuenco poner la salsa de soja, el zumo de lima, la cebolla cocinada, un diente de ajo picado y el cilantro fresco cortado pequeño. Remover bien y reservar.

Cortar los solomillos en medallones de 2 cm aprox. y aplanar ligeramente con la hoja de un cuchillo ancho.


Calentar 2-3 cucharadas de aceite de oliva en una sartén. Cuando esté bien caliente sellar los medallones por ambos lados.  Retirar y reservar cinco minutos para que los jugos de la carne se asienten.

Volver a poner la carne en la sartén y regar con la mezcla de soja y lima y los jugos que haya soltado la carne en el reposo.

Cocinar a fuego medio durante 5 minutos dando la vuelta a la carne a media cocción.


Montaje del plato:

Colocar el pavo en medallones en un plato con la salsa por encima, y las patatas duquesa alrededor como acompañamiento. Espolvorear si se desea con cebollino picado o cilantro.





domingo, 27 de diciembre de 2020

ESTRELLAS DE BIZCOCHO DE TOMATE, CREMA DE QUESO Y SALMÓN

Cuando llega diciembre el reto Asaltablogs hace una pausa. Pero algunos irreductibles seguimos jugando pero las normas cambian. Los que queremos seguir jugando nos apuntamos en una lista y hacemos un sorteo de amigo invisible y así nos robamos por sorpresa las unas a las otras :-)

A mi esta vez me tocó asaltar el blog de La cuchara en la maleta.

Este año no hemos tenido una Navidad normal pero a pesar de todo, en las fechas señaladas he querido hacer algo especial para comer y busqué una receta de aperitivo fácil y que pudiera tener preparada con antelación.

El bizcoho lo hice una semana antes y una vez cortado congelé las estrellitas. El día de Navidad las saqué a media mañana del congelador y para la hora del aperitivo estaban perfectas.

La crema de queso la hice el día antes. O sea que montar esta parte del aperitivo fue un momento.

La cuchara lo hace en forma de brazo enrollado pero a mi me gustó prepararlo como montadito dándole esta forma tan navideña.

Esta es mo propuesta. Espero que os guste!


Ingredientes:

Para la crema de queso azul:
100 g de queso azul
75 g de queso crema
Pimienta negra al gusto
1 cucharada de pimentón rojo
1 cucharada de harina de maíz


Para los pistachos tostados
Un puñado de pistachos naturales sin cáscara
Sal gorda
1 cucharada de aceite

Para el bizcocho
4 huevos
80 gramos de harina
Una cucharadita de levadura
4 cucharadas de tomate concentrado
2 cucharadas de aceite de oliva Sal

Para montar los vasitos
Crema de queso azul (se puede comprar hecha, pero en mi caso la hice yo)
150 gramo de salmón ahumado
1 puñado de pistachos picados
Hojas de eneldo
1 rabanito
1 lima 



Cómo se hace?
La crema de queso azul: 
Poner la nata (reservar dos o tres cucharadas), los quesos y la pimienta en un cazo a fuego lento. 

Cocinar cinco minutos removiendo con una espátula de silicona para que no se pegue en el fondo. 

Mezclar la harina de maíz con la nata reservada y añadirla al cazo, removiendo bien para integrar. 

Cocinar cinco minutos más hasta que espese. Recuerda que al enfriarse espesará más. 

Cuando esté a temperatura ambiente poner la crema en una manga pastelera y reservar, como mínimo, un par de horas en la nevera. 



Los pistachos tostados: 
Poner la cucharada de aceite en una sartén. Cuando esté caliente poner los pistachos y la sal y remover con una cuchara de madera hasta que estén tostados. 

Dejar enfriar y cortar con un cuchillo de forma irregular.

El bizcocho de tomate: 
Separar las claras de las yemas. 

Montar las claras a punto de nieve con un poco de sal. 

Mezclar el tomate concentrado con el aceite de oliva y las yemas de huevo. Añadir la harina y la levadura tamizadas. 

A continuación, añadir a la mezcla claras montadas con el resto con cuidado para que no se bajen. 

Forrar una bandeja de horno con papel vegetal y repartir bien la masa. 


Alisar la superficie con una espátula larga. 

Hornear a 180º unos 8 minutos. 

Sacar del horno. Cubrir con un trapo humedecido y darle la vuelta a la plancha de bizcocho. Si se quiere dar forma de brazo, enrollar en caliente y dejar que se enfríe enrollado. 

En este caso como lo quería para hacer montaditos lo dejé enfriar en plano pero cubierto con el trapo húmedo. 


Montaje de las estrellas: 

Con un cortapastas cortar las estrellas. 

Escudillar la crema de queso con una boquilla de rizo. 

Cortar el salmón a tiras finas y disponer por encima del queso. 

Espolvorear con unos trocitos de pistacho tostado. Rallar un poquito de piel de lima y servir.

También hice la versión enrollada pero como presentación me gustaron más las estrellitas.




domingo, 29 de noviembre de 2020

LINFOCITOS vs. LIMONCITOS


Hoy toca receta de asaltablogs y esta vez hemos asaltado a mi amiga Marga que, además, es la Jefa del tinglado. 

Tiene millones de recetas, todas apetecibles, preparadas con mimo y explicadas en detalle pero como el juego consiste en preparar sólo una yo hice estos Limoncitos, o cómo ella les llama, Linfocitos. 

Parece ser que hace un tiempo hubo una polémica en redes por estos bizcochitos de limón. No se muy bien si pasó algo con el nombre, la receta o el glaseado, el caso es que creo que esta vez estoy cometiendo doble delito, robar la receta y publicarla con un nombre que no toca. Pero no me pude resistir. 

Ya cuando se la vi a Juanan me llamó la atención y la dejé en pendientes, pero el otro día, que por fin pude bajar al pueblo, encontré el limonero cargado de limones frescos y aromáticos y con el canasto lleno puse en buscador Azafranes y canelas limón y patapam, la primera receta que me salió fue la de los linfocitos. 

Yo he preparado las dos versiones. La versión Linfocito, pequeñas bolitas de color blanco, con súper poderes curativos y que bien podrían servir para vacunarnos del virus de la estupidez humana, y otros, con forma de bizcochito glaseado, como el que se ha hecho desde antaño en miles de casas del país. 

Creo que me quedo con la versión Linfocito. ¿Y vosotros, con cual os quedáis? 


Ingredientes:

Para los bizcochitos
3 huevos medianos
170 gr. de harina
180 gr. de azúcar
Ralladura y zumo un limón
60 gr. de mantequilla pomada
40 gr. de nata líquida
1,5 cucharadita de levadura química
Una pizca de sal

Para el glaseado
2 cucharadas de zumo de limón
100 gr. de azúcar glass


Cómo se hace? 

Poner el azúcar con la mantequilla en un cuenco y batir con unes varillas hasta que la mezcla esté bien espumosa. Añadir la ralladura de limón y mezclar. 

Añadir los huevos de uno en uno batiendo bien antes de poner el siguiente. Conseguiremos una masa muy cremosa. Finalmente añadir el zumo de limón (reservar 3 cucharadas para el glaseado) y la nata. 

Seguidamente añadir la harina tamizada y la levadura, mezclando bien, pero sin sobre batir para no perder el aire que le hemos dado a la masa. 

Para los bizcochitos:
Encamisar un molde de de muffins y echar la masa en los huecos hasta un poco más de la mitad de altura. 


Hornear 15 minutos con calor abajo y aire a 180ºC. 

Para hacer los Linfocitos:
Encamisar un molde de semiesferas de silicona y llenar los huecos con la masa. 

Hornear 7 minutos con calor abajo y aire a 180ºC. Desmoldar y dejar enfriar completamente. 

Preparar el glaseado mezclando el azúcar con el zumo de limón y pintar los bizcochitos con una fina capa por encima. Antes de que solidifique rallar un poco de piel de lima por encima.