domingo, 30 de abril de 2017

SARSUELA DE PESCADO Y MARISCO #ASALTABLOGS


Este mes hemos entrado a robar en la cocina de Pilar, del blog Per sucar-hi pa y haciendo honor al título del blog he escogido una receta de toma pan y moja, una Zarzuela de pescado y marisco. En casa como somos catalanes eso de promnunciar la Z lo llevamos un poco mal y de siempre lo hemos llamado Sarsuela, por esto lo he puesto así en el título de la entrada.

Este es un plato que me encanta. Mi abuela la hacía deliciosa, como todo lo que cocinaba ;-) y hacía tiempo que tenía ganas de hacerla para publicarla en el blog.

Pilar, espero que te guste!


Ingredientes:

500 gr. de mejillones de roca
1/2 kg. de rape 
1/2 kg. de merluza
4 cigalas
4 gambones
16 gambas rojas
1 calamar
1 sepia de playa
Para el sofrito:
1/2 cebolla
3 tomates maduros
4 dientes de ajo


Para la picada
3 carquiñolis
1 pellizco de hebras de azafrán
3 ramitas de perejil
1 puñadito de piñones

Para el caldo:
La cabeza del rape, merluza y sus espinas
1 zanahoria
1 ramita de apio
1 puerro
2 dientes de ajo
100 ml de vino blanco

aceite de oliva
sal

Cómo se hace?

El caldo de pescado

Poner una olla al fuego con un poco de aceite. Dorar dos dientes de ajo y añadir las cabezas y espinas del pescado. Sofreír un par de minutos y cubrir con agua. Cuando empiece a hervir agregar las verduras lavadas y cortadas a trozos grandes, una cucharada de sal y dejar hervir 15 minutos.


Cortar y limpiar el pescado en trozos o medallones. 

Cortar el calamar en rodajas un poco gruesas.

Limpiar la sepia y cortarla a trocitos pequeños.

Salpimentar el rape y la merluza y enharinarlos ligeramente. 


Poner una cazuela o sartén al fuego con dos o tres cucharadas de aceite. Cuando esté bien caliente, sellar y dorar el pescado por ambas caras y retirar del fuego. Colocar en una cazuela de tierra sin amontonarlos y reservar. 


Aquí mismo saltear los calamares y la sepia un par de minutos. Retirar y reservar aparte.


En ese mismo aceite, sofreír las cigalas, gambas y gambones enharinados. Freír por tandas salando ligeramente y al sacarlos repartir por la cazuela en la que hay el pescado.

 

Pelar y picar la cebolla en daditos pequeños (brunoise). En este mismo aceite pochar la cebolla. 



Cuando esté pochada y empiece a tomar color añadir dos o tres tomates naturales finamente picados y sofreírlos junto a la cebolla. Agregar la salsa de la sepia para que se sofría con el tomate.


Lavar los mejillones y las almejas con agua fría y, por separado, colocarlos en un cazo al fuego con un dedo de agua y tapado. En 2 o 3 minutos estarán abiertos, retirar del fuego y reservarlos con su jugo.

Cuando el sofrito esté listo, rehogar con el vino blanco, mezclar y dejar cocer un par de minutos para que se evapore el alcohol. Añadir el caldo de pescado colado y caliente. 

Añadir los calamares y trocitos de sepia y dejar cocer unos 5 minutos.

Mientras preparar la picada. 

En un mortero colocar los carquiñolis, el ajo y el perejil picados, las hebras de azafrán y los piñones y majar hasta obtener una pasta homogénea. Añadir un poco de caldo para deshacerla.

 

Verter el sofrito y los calamares por encima del pescado que hemos ido colocando en la cazuela de barro. Quitar la concha vacía a las almejas y los mejillones e incorporarlos también. Mover la cazuela para que se asienten los ingredientes y el jugo se reparta bien.

Repartir la picada por encima.


Poner a fuego moderado unos diez minutos hasta que la salsa espese.

Servir y disfrutar de un riquisimo plato tradicional.



De sarsuela había comido alguna vez de pequeña en casa de mis abuelos y cuando estos celebraron los 50 años de casados fuimos toda la família a un restaurante muy bueno y con mucha fama de Barcelona y nos lo pusieron de plato principal. Yo debía tener unos 18 años y pensé que a pesar de gustarme no tenía ni punto de comparación con la de mi iaia :D :D :D

Además lo recuerdo perfectamente por tres cosas: por la sarsuela, claro; por lo excepcional de la celebración y porqué ese día estuve a punto de morir y fui, por primera vez, consciente de la fragilidad de todo ... pero esta es otra historia.

Y esta es una foto de ese día, de mis abuelos, mis tías y todos sus niet@s. Los del centro son mis abuelos y yo saco la cabeza entre una de mis hermanas y mi prima, en el centro de la foto.




Con esta receta participo en el Asaltablogs del mes de Abril