viernes, 11 de noviembre de 2016

ALBÓNDIGAS EN JAULA

Hoy os traigo una receta fácil y muy vistosa, que hará las delicias de grandes y pequeños. Ideales para llevar de picnic o para el táper. Una forma distinta y muy saborosa de comer albóndigas.

Me inspiré en una especie de pastelitos de hojaldre que llevan varias albóndigas en su interior y pensé en envolver el hojaldre cortado a tiras alrededor de cada una de las albóndigas para que fuera práctico comerlas con los dedos sin mancharse. Les he puesto este nombre porqué las tiras de hojaldre parecen los hierros de una jaula, no os parece?

Espero que os gusten!


Ingredientes:

200 gr. de carne de ternera picada
300 gr. de carne magra de cerdo picada

1 cebolla grandecita
3 huevos
3 cucharadas de pan rallado
1 diente de ajo 
3 ramitas de perejil
Sal y pimienta al gusto
Masa de hojaldre 

Aceite de oliva


Cómo se hace?

Cortar la cebolla pequeña. Freir en una sartén con un poco de aceite y dejar que se caramelice a fuego muy suave. Dejar enfriar.

Mezclar la carne picada con las especies, dos huevos enteros y la clara del otro (reservar la yema), la cebolla y el pan rallado. Formar las albóndigas.

Desenrollar la masa de hojaldre y cortarla en tiras de medio centímetro.



Envolver cada albóndiga con las tiras de hojaldre enrolladas al azar. Que queden ordenaditas pero no hace falta que sea perfecto.


Calentar el horno a 200º

Batir la yema de huevo, pintar la masa e ir colocando las bolas en una bandeja de horno.


Hornear durante unos 5 minutos a 200º. De esta manera la carne se sella y los jugos no pueden salir y así no humedecen la pasta. Bajar la temperatura a 170º y dejar cocinar 25 minutos.



Se pueden comer frías o calientes. 


Al ponerles la cebolla quedan muy jugosas pero si se quire se pueden acompañar de alguna salsa