domingo, 25 de octubre de 2015

GYOZAS CASERAS - EMPANADILLAS JAPONESAS


Hay veces en las que me gusta apurar, creo que va en mis genes aunque con los años y mucha disciplina he ido aprendiendo a no dejar las cosas para el final.

Me gusta experimentar esta adrenalina que recorre mi cuerpo dos horas antes de entregar un trabajo que he tenido tiempo de sobra para planificar y terminar mucho antes de plazo; o la emoción de ir a comprar un vestido para una boda la misma mañana de la celebración, bajo riesgo de presentarme hecha unos zorros.

Pero teniendo cuatro hijos, un trabajo y varios hobbies que reclaman mi atención, la planificación germánica es una auto imposición que intento no saltarme.

Pero a veces mi naturaleza aflora y me tiene a menos de 24 horas de publicar mi asalto aún escogiendo receta, y encima el blog Cocinar con amigos, que es el asaltado del mes, viene cargadito de recetas deliciosas...


Finalmente me he decidido ha hacer unas gyozas. Hace tiempo que les tenía ganas. Gloria las hizo con carne de cerdo y yo las he hecho de dos tipos, con carne y otras sólo con verduras.

Los viernes suelo hacer lo que llamo "borrón y cuenta nueva", que consiste en cojer todas las verduras que han quedado de la semana y hacerlas estofadas. Es un plato que nunca es igual pero que siempre queda delicioso. Sirve para comer sólo, con pasta o arroz, con cuscús, ... o como relleno de unas gyozas en caso de asalto!

La masa también la he hecho yo. Es más engorroso y quizás no era la mejor opción dado el escaso tiempo que tenía, pero al igual que el vértigo, complicarme la vida también forma parte de mi genética ;-)

Espero que os gusten!



Ingredientes:

Para la masa
400 gr. de harina de todo uso
150 gr. de aceite de oliva 
110 gr. de agua
1 cucharadita de sal

El relleno de carne:
400 g. de carne de cerdo picada
150 g. de col china
5 tiras de cebollino
1 diente de ajo picado
1 cucharada de jengibre fresco rallado
1 cucharada de salsa de soja
1 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de azúcar moreno
1/2 cucharada de maicena
un poco de aceite de sésamo

El relleno de verduras:
2 zanahorias
4 champiñones
1 calabacín
100 gr de calabaza
1 berenjena
1 cucharada de salsa de soja
aceite de oliva virgen extra
1 diente de ajo

La salsa:
Salsa de soja
Vinagre de arroz
Aceite de sésamo

Cómo se hace?

La masa de las obleas:
Mezclar el aceite, el agua y la sal y ponerlo a calentar. Antes de que empiece a hervir apagar el fuego.

Verter en un cuenco grande y seguidamente añadir la harina toda de golpe. Mezclar con una espátula de madera sin amasar hasta que la harina ya no se distinga.

Tapar con un trozo de papel film y dejar en la nevera un mínimo de media hora.


Gyoza rellena de carne

El relleno de carne:
Picar el cebollino y la col china. Reservar.


En un cuenco poner la carne de cerdo picada, el ajo, el jengibre, las salsa de soja, la sal, el azúcar, la maicena y el aceite de sésamo y mezclar bien hasta que quede pegajoso.

Añadir la mezcla de cebollino y col china y mezclar de nuevo.

Cubrimos con papel film y dejar en la nevera unos 20 minutos.

El relleno de verduras:
Limpiar y trocerar todas las verduras. En una cazuela con un poco de aceite dorar el diente de ajo. Cuando tome color añadir las verduras respetando el tiempo de cocción de cada una. 

Si no tenéis mano con lo de los tiempos se pueden ir salteando por separado y juntarlas todas cuando estén al dente. 

Añadir un chorrito de salsa de soja, remover bien y apagar el fuego. 

Gyoza rellena de verduras
Para poder utilizarlas para rellenar las gyozas las he tenido en un colador para que eliminaran el agua que sueltan al cocerlas.

Formar las gyozas:
Cortar cuadrados de papel de hornear de 5x5 cm.

Espolvorear un poco de harina sobre la mesa de trabajo y del palo.  


Coger pequeñas porciones de masa y estirarla con el rodillo. Tiene que quedar lo más fina posible. La masa es muy elástica y permite dejarla casi transparente. Cuando está del grosor deseado levantarla de la mesa para destensionarla, volver a colocarla y cortar círculos de 8cm. de diámetro con un corta pastas de metal.


A medida que se van cortando colocarlas encima de un cuadrado de papel de hornear e igualmente las cubrimos con otro trozo de papel para evitar que se peguen. 

Cada vez que vamos a estirar una porción de masa espolvorear la mesa de trabajo con un poco de harina.

Los recortes se poden volver a amasar y se dejan reposar 5 minutos antes de estirarlos. 



Coger una oblea en una mano. Depositar una pequeña cantidad de relleno en el interior y plegarlas. Hay miles de formas de hacerlo. Las gyozas tienen este plegado típico que semeja un abanico y que es la forma que he usado para formar las de carne, o esta forma de puntero que les he dado a las de verduras. En internet podéis ver muchos vídeos que os enseñan distintos plegados.

Una vez las hemos formado poner unas gotas de aceite en una sartén y poner las empanadillas. Fuego moderado porqué se queman con facilidad.



Cuando empiezan a tomar color por la base girarlas para tostarlas por todos los costados. Cuando tengan un bonito color, añadir unas gotas de aceite de sésamo y agua en cantidad suficiente para cubrir un par de dedos la sartén. Tapar y cocinar hasta que se evapore todo el agua. Aproximadamente 8 o 10 minutos.


Mientras esperamos preparar la salsa. En un bol pequeño mezclar la salsa de soja, el vinagre de arroz y un poco de aceite de sésamo, remover para emulsionar.

Con estas cantidades de masa salen muchisimas gyozas y se pueden congelar perfectamente. Para hacerlas no hace falta descongelarlas previamente y para cocinarlas procedemos igual que si fueran recién hechas.