lunes, 1 de junio de 2020

ACEITUNAS RELLENAS DE MEJILLONES - RETO ALFABETO SALADO


Estaba en casa y recibí los ingredientes para el RAS del mes de junio y me acordé que una amiga había estado en Italia poco antes de la pandemia y publicó una foto de unas aceitunas rellenas que llamaron poderosamente mi atención. 

Eran Olive all´ascolana, una preparación típica de la Marchigiana y que por lo visto se han hecho famosas en el mundo entero menos en mi casa porqué nunca había oído hablar de ellas. Lo suyo es hacerlas con las aceitunas "ascolane tenere", que condimentan en una salmuera con hinojo y hierbas aromáticas locales. Las auténticas se rellenan de distintas carnes sofritas con verduras, Parmigiano Reggiano y especias. 

Yo hice mi versión para poder casar los dos ingredientes que teníamos, que eran aceitunas y mejillones. 

En casa nos gustaron mucho pero si las hago otra vez dejaré las aceitunas 24 horas en agua para desalarlas porqué si no quedan muy fuertes para mi gusto. Las aceitunas ascolane son grandes pero no tienen demasiada carne por lo que son ideales para pelarlas. Las gordal, que son la que usé yo, están muy bien de tamaño pero cuestan más de deshuesar porque son muy carnosas. 

Llevan trabajo pero valen la pena. Ojalá os animéis a prepararlas. 

Esta es mi propuesta, espero que os guste! 


Ingredientes: 

400 gr. Aceitunas tipo Gordal 
½ cebolla blanca 
5 tomates maduros 
1 diente de ajo 
200 gr. de mejillones al vapor (peso sin cáscara) 
1 huevo 
3 cucharadas de harina 
6 cucharadas de pan rallado 
Orégano 
Aceite 


Cómo se hace? 

Picar la cebolla bien pequeñita. Poner un poco de aceite en una cazuela y pochar a fuego muy suave. 

Añadir el tomate rallado y el diente de ajo también picado y dejar que se sofría 20 minutos, removiendo de vez en cuando. 

Picar los mejillones a trocitos pequeños y añadirlos a la salsa de tomate. Cocinar un par de minutos. Apagar el fuego y dejar que se enfríe el sofrito. 


Con un cuchillo pequeño y bien afilado mondar las aceitunas igual que haríamos al pelar una naranja, empezando por arriba y con mucho cuidado. Aunque se rompan, las podemos armar como si fueran un puzle y luego el relleno y el rebozado harán que no se desmoronen. 

Poner la harina en un cuenco, en otro el pan rallado y en un tercero batir el huevo. 


Con mucho cuidado rellenar las aceitunas y devolverles la forma original. 

Pasarlas primero por harina, luego por huevo, por pan rallado y otra vez por huevo y pan rallado. 

Dejar reposar en la nevera media hora. 

Poner un cazo con aceite de oliva a calentar e ir friendo las aceitunas poco a poco. Sacarlas con una espumadera y dejar escurrir en un colador de malla fina. 


Se pueden comer calientes o a temperatura ambiente, acompañadas de una cervecita bien fría tenéis un aperitivo ideal para estos días de verano que se acercan.


Con esta receta participo en el Reto Alfabeto Salado

Si queréis saber qué han preparado los otros participantes
aquí podéis ver el recopilatorio.


5 comentarios:

  1. Seguro que no quedo ninguna........y el trabajo valió la pena¡¡
    besitos¡¡

    ResponderEliminar
  2. Un aperitivo un poco laborioso , pero que merece mucho la pena , es muy original y tienen que estar muy bueno

    ResponderEliminar
  3. Se ven estupendas..tengo que animarme..jeje..a ver si soy tan valiente como tú!

    ResponderEliminar
  4. Menudo trabajazo Blanca, pero segurísimo que velió la pena, tienen que estar divinas!
    un besito

    ResponderEliminar
  5. Que delicia! Nunca he hecho aceitunas rellenas, mmmm!
    Besos

    ResponderEliminar

Espero que encuentres en mis recetas la fuente de inspiración que buscas. Si quieres preguntar o comentar, estoy aquí para lo que necesites.Y recuerda, un comentario en el blog es un gran regalo! Blanca